Si quieres conseguir trabajo en Australia, es esencial que cuentes con un curriculum vitae adaptado al estilo  australiano. No importa si aspiras a tu primer empleo en un puesto poco cualificado o si ya tienes mucha experiencia en lo que haces. Redactar un currículum para Australia siempre tiene algunas características particulares.

Desde el punto de vista técnico, un curriculum vitae, currículum o CV, es un documento que reúne tus datos de contacto y tu historial académico y laboral. Sin embargo, desde el punto de vista práctico, es una hoja con la que intentas convencer a alguien de que eres un gran candidato para el puesto laboral al que aplicaste.

Por eso, no alcanza con que un currículum contenga la información necesaria; debe ser inmediatamente encantador. Tu currículum es como un coco. Si un reclutador encuentra tu currículum en la playa y lo agita cerca de su oreja, ¿podrá oír el agua en su interior? ¿Valdrá la pena el esfuerzo de abrirlo? ¿O no oirá nada y será conveniente que busque otro candidato más prometedor?

Si quieres parecer el coco más sabroso y conseguir una entrevista laboral, toma papel y lápiz, porque te vamos a explicar como hacer el currículum perfecto para conseguir trabajo en Australia.

La importancia de adaptar tu currículum al modelo australiano

Cómo es el resume australiano

Seamos realistas: el currículum por sí solo no te conseguirá un nuevo trabajo. Sin embargo, esa «hojita» te abrirá las puertas a una entrevista de trabajo, un paso fundamental en cualquier proceso de reclutamiento. Es la primera impresión que darás, y solo tienes una oportunidad para dar una buena primera impresión.

Por eso, debes acertar desde el comienzo. Lo primer que debes saber sobre hacer un currículum para Australia es que no estarás haciendo un currículum. Allí, al igual que en otros países anglosajones, lo llaman “Resume”. Y no deben incluir foto.

Por otra parte, debes considerar que la persona que reciba tu resume va a dedicarle una media de 6 segundos a mirarlo. ¡Sí, solo 6 segundos! Si le convence, conseguirás una entrevista o una prueba. Pero si no, directo a la papelera de reciclaje. Por ello: Keep it simple! Una sola página será suficiente. Debes hacer un esfuerzo por condensar toda la información de forma visual y dejar solo lo más importante.

La clave principal está en saber adaptar la información a lo que el recruiter o hiring manager está buscando. Debes poder seleccionar los datos más importante y ser capaz de mostrarlo de la manera más simple y clara posible, con un inglés impecable, por supuesto.

Si no sabes inglés, aún puedes conseguir algún que otro trabajo. Sin embargo, tus opciones estarán muchísimo más limitadas. Si es tu caso, te recomendamos que hagas un curso de inglés apenas llegues a Australia.

4 consejos para diseñar un currículum ideal para Australia

Consejos para crear tu currículum para trabajar en Australia

No queremos marearte. Por eso, nos enfocaremos en los aspectos clave que tiene que cumplir un currículum estilo aussie. Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Extensión corta: El currículum debe ocupar una sola página. Vamos, ¡que no estás aplicando para la NASA! Y tampoco interesa si sabes tocar la guitarra o si has ganado un concurso de poesía en tu escuela.
  • Visual y directo: Se debe de poder leer en un minuto y encontrar toda la información importante en 20 segundos.
  • Información jerarquizada: Es fundamental resaltar la información relativa al puesto que te interesa. ¿Cómo? Ubicándola en una posición privilegiada (tu experiencia laboral antes que tu educación, por ejemplo), para que sea fácilmente localizable por el empleador.
  • Adapta tu currículum a cada trabajo: No hagas un modelo general. Es mucho mejor tener varios modelos personalizados en función de los puestos a los que vayas a aplicar. A veces es solo cuestión de cambiar ciertas frases o destacar para cada puesto distintas habilidades.
  • Revisa tus redes sociales y tu presencia en Internet: Los empleadores pueden buscar información sobre ti en Internet como parte de la valoración de tu candidatura, incluidas tus redes sociales personales como Facebook, Twitter o Instagram, o profesionales, como LinkedIn. Búscate en Google y asegúrate de que la información que sale sobre ti sea la que tú quieres. Si hay algo que no te deja mal parado, revisa tu configuración de privacidad para que no sea público o elimina contenidos.

Modelos de currículum para Australia

Modelos de CV en Australia

El currículum no es un lugar para volverse demasiado creativo. Al menos en cuanto a la forma en que se estructura la información. En ese sentido, en Australia solo existen dos modelos de currículums, y hay un tercero que los combina:

  • Modelo funcional: Ordena la información basándose en las habilidades adquiridas a lo largo de la experiencia profesional. Es más adecuado para personas que recién acabaron sus estudios universitarios (suelen tener menos experiencia para mostrar), han pasado períodos de tiempo sin trabajar o han cambiado de carrera. Con este modelo de CV, los cambios a lo largo del tiempo se difuminan y se destacan más las competencias profesionales.
  • Cronológico: En este caso, la experiencia se ubica por orden de fechas de forma descendiente, es decir, desde tu último trabajo hasta el más antiguo. Es perfecto para la gente con mucha experiencia y que no haya pasado largos períodos de tiempo sin trabajar.
  • Modelo híbrido: Es una mezcla de los dos modelos anteriores y es también una opción muy popular, ya que te permite mostrar tus habilidades y a la vez tu histórico profesional.

Puedes usarlos dependiendo del tipo de trabajo al que quieras aplicar y de cuál ha sido tu recorrido vital. De aquí que insistamos en el hecho de que contar siempre con currículums personalizados para cada puesto y ocasión, aumentará tus posibilidades de conseguir trabajo en Australia.

Elementos que debes incluir en tu curriculum

Qué incluir en el CV

Hasta ahora ya sabes cómo debe lucir tu currículum y cómo puedes estructurar la información. ¿Pero a qué información nos referimos? Hay ciertos datos y elementos que debes incluir sí o sí. Aquí te dejamos los más importantes:

  • Datos de contacto: Nombre, apellido, correo electrónico y teléfono deben estar claramente visibles y ser fáciles de encontrar.
  • Hitos profesionales: Debes incluir datos concretos de algún objetivo que hayas cumplido, una beca o un premio, de ser posible con cifras. Por ejemplo, si has trabajado como community manager puedes poner algo como «se aumentó el alcance de las publicaciones en un 200%».
  • Información sobre voluntariados: En Australia se valora mucho el compromiso social y de labor comunitaria, así que no temas presumir de ellos.
  • Subtítulos: Son importantes para separar las diferentes secciones de tu currículum. Por ejemplo: Work Experience y Education.
  • Destacados en negrita: Puedes usarlos para resaltar la información más relevante, especialmente palabras clave relacionadas con el puesto y la empresa. Pero si abusas de la negrita, perderá su efecto.
  • Viñetas: Estructurar la información en forma de lista con puntos puede ayudarte a hacerla más visual.

Elementos que no debes incluir

Qué no incluir en el CV

Así como la escacez puede perjudicarte, el exceso de información es contraproducente. En primer lugar, habrás puesto datos que no suman absolutante nada y distraen de lo verdaderamente importante. Pero, aún más, puedes generar una mala impresión sobre ti. Así que toma tu currículum para Australia y fíjate que no tenga nada de esto:

  • Foto: No debes incluir una foto tuya. Los currículums anglosajones nunca la llevan para evitar discriminación de cualquier tipo.
  • Ciertos datos personales: De ninguna manera debes incluir datos personales del tipo estado civil, nacionalidad, situación migratoria, orientación política o sexual. Eso es parte de tu intimidad.
  • Experiencia antigua: No incluir experiencia profesional que se haya realizado hace más de 10 años. Eso es la prehistoria.
  • Fechas concretas: No importa si has entrado a un trabajo el 21 de junio de 2008. Con poner los intervalos de años es suficiente (ejemplo: 2008-2012). Así, el currículum se verá mucho más limpio.
  • Hablar en primera persona: “Yo”, “mi”, “me”. En su lugar utiliza un estilo impersonal o tercera persona. Por ejemplo: «Worked at…«.
  • Estilos: Evita el texto sin justificar, párrafos largos, fuentes o tipos de letra que dificulten la lectura (recuerda: keep it simple!).
  • Otra información: Tampoco es necesario incluir referencias, aficiones o aspiraciones salariales, a menos que te lo pidan expresamente.

Antes de enviarlo

Consejos iniciales para crear tu currículum para trabajar en Australia

¿Ya has chequeado todos los puntos anteriores? ¡Perfecto! Ya casi tienes listo tu currículum para Australia. Sin embargo, antes de enviarlo te pedimos un último esfuerzo. Cumplir con los siguientes puntos puede ser la diferencia entre conseguir una entrevista de trabajo o no:

  • Evitar las faltas de ortografía: Es obvio, un texto mal escrito habla mal del candidato. Si es preciso, pide que alguien nativo o un traductor revise tu currículum.
  • Buena estructura: Antes de enviarlo, comprueba cómo se ve en formato impreso. A veces algunos archivos se descuadran al cambiar de formato y eso puede acabar dando una mala imagen al documento.
  • Formato PDF: Es el formato más correcto para ser descargado y leído. Evita enviarlo en formato Word o editores de texto.
  • Data check: Comprueba que los datos de la empresa o institución a la que envias el CV son correctos y están bien escritos.
  • Medios de contacto: Comprueba que tus datos de contacto se ven claros y están en todas las páginas (aunque si es una sola, mejor).
  • Carta de presentación: Cuando envíes tu resume por e-mail, no te olvides de acompañarlo con un breve texto mostrando tu interés y proporcionando tu contacto.
  • Se honesto/a: No pongas nada que no sea cierto, no vale la pena.

Y un último consejo: una vez que lo hayas enviado, siempre hazle seguimiento. Revisa tu correo con frecuencia y a los 2 días, si no te han contactado, llama para mostrar interés. ¡No te olvides de chequear la carpeta de SPAM o correo no deseado, por si acaso!

Herramientas gratis para armar tu currículum

Herramientas gratis para diseñar un CV

Si todo lo que dijimos anteriormente te ha parecido demasiado, no desesperes. Hay muchas herramientas que puedes usar para facilitar la tarea de hacer un currículum para Australia. Además, nosotros también estamos aquí para ayudarte. Mira:

  • La web Gumtree es uno de los portales de referencia para encontrar trabajo en Australia.
  • El programa de edición online Piktochart te permitirá crear fácilmente un formato de currículum en forma de infografía, que puede ayudar a destacarte sobre el resto. Ten en cuenta que en función del puesto y la empresa, valorarán CVs más sobrios o más creativos.
  • El portal Insider Guides tiene información interesante con recursos para estudiantes internacionales en Australia.
  • ¿Ya conoces los tipos de visado de que permiten trabajar o estudiar en Australia? Descúbrelos aquí.

Estudiar y trabajar en Australia

Estudiar y trabajar en Australia

¿Además de trabajar, quieres estudiar? No se diga más: estudiar y trabajar en Australia es súper fácil. Es una forma rápida y efectiva de perseguir tu pasión y robustecer tu currículum para quede realmente impresionante.

En GrowPro tenemos muchas experiencias interesantes que esperan por ti, así que dales un vistazo. Elige la que más te guste y completa un breve formulario para obtener un presupuesto completamente personalizado.

Bueno, esperamos que este artículo sobre cómo redactar un currículum para Australia te haya sido útil. No son demasiados aspectos los que debes tener en cuenta, pero sin duda es importante que los respetes. Con un currículum bien hecho y ganas de trabajar, ¡en Australia tienes el éxito asegurado!