De Valencia a Sydney | El gran salto

experiencia en australia

Mi nombre es Lucía, soy de Valencia, España. A los 28 años llegué a Sydney, una de las ciudades más importantes de Australia, donde actualmente vivo con mi pareja desde hace dos años y medio.

Hace unos años, en España, durante el tiempo que trabajé en Hasbro (la empresa del Monopoly, Trivial, Transformers, Play Doh…) en el Departamento de Marketing, descubrí que necesitaba un cambio de aires, pues 4 años trabajando en la misma empresa me pedían un cambio. Además, me moría de ganas por tener una experiencia internacional.

Así que aproveché que Hasbro es una empresa multinacional, y sabiendo que tenía sede en una de las mejores ciudades de Australia, pedí mi traslado y ¡me lo concedieron! Tuve suerte de que me hicieran la sponsor.

Reencuentro en Australia | Perfect match!

Viajar-a-Australia

Mi novio se llama Antonio, es de Málaga. Él es arquitecto. Vino a Sydney a trabajar y mejorar su nivel de inglés, desde hace 3 años. Ahora, él tiene 29.

En su caso, para llegar a Australia, aplicó a la Work and Holiday Visa. Una vez estando de este lado, le contrataron en un estudio y al cabo de 4 meses le hicieron la sponsor.

Así que, como veréis es curioso que los dos salimos del mismo lugar de origen, en búsqueda de oportunidades y nuevas experiencias y, coincidimos en este maravilloso lugar.

Nuestra experiencia en equipo | De España a Australia

Trabajar-en-Australia

Aunque, como ya lo mencioné, ambos viajamos desde el mismo país a Australia, el proceso fue diferente para cada uno. En mi caso fue más fácil, pues la empresa me puso en contacto con una agencia y ellos me ayudaron con los trámites para obtener la visa. No tuve por qué preocuparme, gracias a su asesoría conté con muchísimas facilidades.

En el caso de Antonio fue distinto, él hizo el papeleo por su cuenta, y fue bastante estresante, ya que iba a contrarreloj. Sin embargo, una de las ventajas es que él tenía sus propios ahorros, por lo que el tema económico no fue un impedimento para cumplir sus propósitos.

Nuestra llegada al destino | Sydney, Australia

Antonio y yo teníamos toda la actitud y las ganas de empezar desde cero, de conocer gente nueva, de descubrir esta maravilla de país. ¡Claro!, también de viajar y, trabajar y estudiar.

Antes de conocernos, cada uno trabajaba por su cuenta. Cada unos por su cuenta se buscaba la vida. Pero, también, ganábamos experiencia. Es curioso porque tomamos decisiones similares una vez llegamos a nuestro nuevo destino. Por ejemplo, nuestro primer alojamiento fue una casa compartida con gente que apenas conocíamos a través de Facebook.

¿Y el papeleo administrativo? ¡Ni hablar! Comprender los temas de seguros, cuentas bancarias, alta en el consulado, móvil, carnet de conducir, etc., fue un reto. No porque fuera difícil comprender los trámites, sino que ninguno de los dos hablaba un inglés australiano perfecto para realizarlos con facilidad.

La experiencia en Australia | Nuestra vida ahora…

Estudiar-inglés-y-trabajar-en-Australia

Ya superado todo el proceso burocrático me dediqué a disfrutar de mi estadía. Antonio y yo coincidimos en el mismo grupo de amigos y de ahí empezamos nuestra relación. Más tarde nos fuimos a vivir juntos y ahora tenemos nuestra casita que alquilamos en Surry Hills.

Los dos continuamos trabajando en las mismas empresas y seguimos con la sponsor, desde hace un tiempo hemos querido montar algo propio. Ambos somos personas muy inquietas y con muchas ganas de aprender, siempre pensando en proyectos que podríamos montar.

Solo necesitábamos un empujón y fue precisamente la situación con el Covid-19 quien nos lo dio. A Antonio, hace tres meses, le redujeron su jornada laboral y empezó a darle vueltas a lo que terminaría convirtiéndose en Sydney.framed.

Como extranjeros nos dimos cuenta de que la mayoría de la gente de aquí tiene una conexión especial con las playas y otros lugares de Sydney. Y, si a eso le sumas el poder de adquisición del país, un formato grande (910×610 mm) y un precio competitivo, ¡blanco y en botella!

Además, descubrimos que las personas que pasan más tiempo en casa por su trabajo han desarrollado un especial interés por la decoración. Esa fue nuestra motivación y la oportunidad para seguir con nuestra idea de negocio.  Ya con todo claro, lo siguiente fue lanzarnos al ruedo.

Emprender en Australia | ¡Una gran idea!

Emprender-en-Australia

Lo primero que hicimos fue revisar los requisitos, queríamos saber en detalle cómo emprender en Australia. Lo que nos encontramos es que este es uno de los países con menos procesos burocráticos para emprender. 

Después de revisar esto tan importante nos pusimos manos a la obra. Supimos pronto que lo mejor era organizarnos y separar tareas. Antonio se encarga de la negociación con los proveedores y colaboradores, de la comunicación con el cliente, el desarrollo web y de la preparación de los pedidos.

Yo, con mi experiencia en marketing, me encargo de las redes sociales, campañas de publicidad y búsqueda de oportunidades de negocio y colaboración. De hecho, ¿ya te contamos que nos puedes encontrar en Instagram/Pinterest como @Sydney.framed? Las RRSS son nuestro principal medio de difusión.

Algo muy importante que hemos aprendido y que quiero compartir contigo es que emprender no es fácil, pero es muy divertido. Hay que armarse de paciencia, de no desistir y seguir adelante. Además, nos dimos cuenta de que esto realmente nos apasiona.

¿Cuál es el siguiente paso?

Nuestro objetivo es convertirnos en una plataforma donde fotógrafos amateurs puedan darle salida comercial a sus obras, siendo nosotros los encargados en todo el proceso de producción, comunicación, venta y logística.

¿Cómo llegó GrowPro a nuestra vida?

experiencia-personal-en-Australia

Yo le conté la historia de Sydney.framed a Goiko, uno de los fundadores de GrowPro,  y él me ofreció compartirla a través de este espacio, y es un apoyo que agradecemos muchísimo porque nos ayuda a tener una mayor visibilidad ahora que acabamos de empezar.

También porque nos permite compartir nuestra historia con otros growers, algo que definitivamente nos encanta. Esto es porque muchas veces pensamos que vivir en Australia es solo un tema de estudio o trabajo, pero la realidad es que existen varias oportunidades para emprender en Australia.

Lo mejor de todo, es que entre charla y charla, Goiko me contó sobre el papel de los Students Advisors y me pareció genial tener a alguien a quien consultar en caso de duda.

Antonio y yo jamás imaginamos que nuestra decisión de viajar a este increíble destino pudiera cambiar tanto nuestras vidas. Ahora somos una pareja de emprendedores que quieren compartir su visión del mundo australiano con otros. ¡Sí se puede!