Una de las mejores formas de tomar la decisión de vivir en el extranjero es leyendo experiencias de otras personas que como tú, ya tomaron esa decisión antes. No sólo podrás encontrar en ellas la motivación que necesitas sino que además descubrirás algunos consejos fabulosos para hacer de tu experiencia una aventura inolvidable.

En este artículo te presentamos a Xènia, una española que decidió ir a vivir a Vancouver, Canadá, para estudiar inglés y por supuesto… descubrir este fantástico país que tanto tiene que ofrecernos. Si tu también estás pensando en vivir en Canadá durante una temporada; esta experiencia personal te va a resultar muy interesante. ¡Os dejamos con Xènia!

Conociendo a Xènia

Conociendo a Xènia

¡Hola! Me llamo Xènia y soy de Calders (Barcelona / España). Tengo 23 años y trabajo en el sector del Marketing y Comercio. Me encanta viajar, conocer gente y hacer deporte.

Mi historia empieza en agosto del 2018: acababa de aterrizar de un mes haciendo un voluntariado en Bali cuando me reincorporé en mi trabajo como Product Manager en una empresa de gastronomía.

La relación con mis amigos era mejor que nunca; estaba viviendo en casa de mis padres de nuevo, y mis padres me mimaban como si hubiera estado fuera toda una vida; mi hermana y yo estábamos más unidas que nunca después de haber pasado un mes increíble en Indonesia, Emiratos Árabes y Malaysia…

Pero me faltaba algo. Sentía que necesitaba más. Tenía que salir de mi zona de confort.

“If it doesn’t challenge you, it doesn’t change you”

Tomando la decisión

Tomando la decisión de Vancouver

Después de valorar si irme a Australia o Canadá, me decidí por la naturaleza infinita del país de la #multiculturalidad. Canadá.

Una noche de invierno solicité información a GrowPro y en 2 horas estaba hablando con Javi vía Skype. Me sentí como si estuviera hablando con un amigo al que hacía tiempo que no veía; me hizo sentir segura y tranquila, disipó mis dudas y me animó a venir a vivir a la mejor ciudad del mundo: Vancouver.

Me explicó las opciones que tenía para venir:

  • Solicitar la Visa Working Holiday y esperar a que me tocara (pura lotería) para poder disfrutar de una visa de 1 año con permiso de trabajo.
  • Estudiar un curso profesional o de inglés.

Como siempre se me dio muy mal elegir: opté por las dos. Entré en el juego de la lotería de la Working Holiday Visa (sin suerte) y tramité mis estudios de inglés en ILAC. Gracias a esta segunda opción pude venir a Canadá.

Llegada a la ciudad

Llegada a la ciudad de Vancouver

Cuando llegué, conocí al resto del equipo de GrowPro Canadá: Irene, Miguel, Pedro e Imanol. Imanol me explicó todo lo básico para empezar de cero: banco, compañía telefónica, zonas donde vivir, como conocer gente, qué visitar…
Y entonces me preguntó: ¿Es la primera vez que vas a vivir sola tan lejos de casa? “Sí”, respondí. “Pues ten cuidado, porque es adictivo.” ¡VAYA RESPUESTA! Y qué razón tenía…
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Al cabo de 48 h de haber llegado a la ciudad ya estaba con cerveza en mano y conociendo a la mayoría de personas que han hecho que mi experiencia en Vancouver haya sido una aventura increíble. Sin darme cuenta, GrowPro Experience había traído gente maravillosa a mi vida.

Viviendo en Vancouver

Viviendo en Vancouver

Durante los 3 meses y medio que viví en Vancouver estudié inglés y aprendí muchísimo: empecé en el nivel Advanced, pasé por el nivel High Advanced y acabé en el nivel Proficiency. Todo esto cursando Business English con un profesor que me descubrió otra manera de enseñar y de aprender: motivando y premiando a los alumnos con aspectos relacionados al mundo de los negocios. Puedo decir después de mi experiencia que estudiar Inglés en Canadá es una opción buenísima.

[

Mientras vivía en la ciudad también aproveché para viajar a Seattle (USA) y Vancouver Island (British Columbia, Canadá). Ambos destinos, súper diferentes pero súper recomendables de visitar!

«Menos cabeza y más corazón»

Menos cabeza y más corazón

En Vancouver las posibilidades de hacer deporte son infinitas, así que empecé a correr y a correr, y cuando me di cuenta estaba corriendo la media maratón de Vancouver. ¡Qué pasada! ¡Mi primera Media y en Van! Fue una experiencia espectacular.

Las montañas Rocosas: la maravilla de Canadá

Los parques nacionales de Banff y Jasper son, sin duda alguna, un auténtico MUST! Así, en inglés y en mayúsculas. Más de 16.000 Km2 de montañas gigantes; lagos congelados y de color azul esmeralda; árboles de color verde, amarillo y naranja; osos negros y Grizzly; alces; bisontes; ciervos; Bald Eagles… La inmensidad de Las Rockies es infinita y muy pero que muy recomendable.

Os dejo una lista de MUST de las Rockies aquí.

Pasaron los 3 meses y medio y se acabó la aventura de Vancouver… Y me fui a Toronto. Y GrowPro de nuevo me abrió las puertas de la ciudad. Me presentó gente maravillosa y me recomendó qué visitar.

Es una ciudad preciosa, llena de multiculturalidad (muchísimo más que Vancouver y más a lo rollo Europeo) y con muchísima vida. Se nota que es una ciudad de gran fuerza económica y financiera y de muchísima densidad. Siempre hay vida en las calles, siempre hay lugares donde salir. Pasearse por Queen Street es como pasearse por Enrique Granados (BCN) en pleno mes de mayo: terracitas, patios, vinos, cervezas, risas, música en directo y buen rollo; muy buen rollo.
Aquí os dejo mi lista de recomendaciones personal de qué ver y hacer en Toronto.

Y eso es todo

Vivir en Vancouver

Acabada la aventura (o casi), toca reflexión: me despido de Canadá con una enorme sonrisa en la cara.

Me voy muy orgullosa de mí misma por haber tenido el coraje de haberme planteado este reto y por haber logrado mi objetivo principal de alcanzar un nivel casi nativo de inglés.

Sin duda alguna, lo mejor que me llevo de esta gran experiencia es todas las personas que he conocido y que en algún momento u otro, me han regalado un motivo de risa y un momento de felicidad.

Canadá, me voy, pero te juro que volveré.

Y ahora te toca a ti

Y ahora te toca a ti

¿A qué esperas para empezar tu aventura?
Recuerdo estar en tu posición… leyendo historias de gente que sale de su zona de confort, viaja y se va a vivir lejos de casa así porque sí. Con un nudo en la garganta, con ganas de hacerlo pero sin el coraje necesario. Atrévete. Vida solo hay una y hay que vivirla.

Es hora de que seas tú el próximo protagonista de la aventura de tu vida.
Recuerda: “If it doesn’t challenge you, it doesn’t change you”

PD: Abren la pool de la WH 2020 en diciembre 2019 😉

Sigue mis siguientes aventuras en @xeniacastillo.