Viajar es un auténtico placer y, la mayoría de las veces, puede ser sinónimo de renovación e inspiración. Tomar la decisión de emprender un viaje no es únicamente vivir el viaje como una experiencia aislada, sino también disfrutar de todo el proceso y la preparación que ello conlleva. Por ejemplo, si decides viajar a un lugar en donde piensas acampar, debes prepararte física y psicológicamente para hacerlo; si decides viajar a un país angloparlante, deberás perfeccionar tu inglés etc… Cada destino tiene sus particularidades a la hora de planificar el viaje, sin embargo, todos los viajes tienen algo en común: requieren una inversión económica y por lo tanto nos obligan a ahorrar para viajar.

Pero, en ocasiones, ahorrar para viajar puede ser tan complicado como escoger un destino para visitar. Y es que si queremos ahorrar a un buen ritmo no basta con recortar un par de gastos, hay que establecer un plan… una estrategia y unos objetivos que nos acerquen a la meta de ahorro deseada y que nos motiven durante todo el camino.

En este artículo te vamos a contar algunas estrategias que no sólo te permitirán ahorrar para tu próximo viaje sino que también te ayudarán a gastar menos. ¿Quieres conocerlas? Entonces sigue leyendo nuestras claves para ahorrar para viajar. 

La importancia de ahorrar para viajar

La importancia de ahorrar para viajar

Hay dos clases de personas, las que ahorran para un viaje y las que ahorran para viajar. Parece lo mismo pero hay una pequeña e importante diferencia:

  • Ahorrar para un viaje significa ahorrar con el objetivo de hacer un viaje en concreto, un viaje que ya está decidido y del que más o menos podemos presuponer unos gastos.
  • Ahorrar para viajar significa ahorrar sin tener un viaje definido en el horizonte. Se ahorra porque se sabe que el espíritu viajero nos obligará a viajar en un futuro cercano y querremos estar preparados para ello.

Al ahorrar para viajar lo hacemos de forma continua, sistemática y prolongada en el tiempo. ¿Por qué resulta tan interesante? Porque hace que el proceso de ahorro no sea tan traumático ya que dispones de mucho más tiempo y además, porque también te obliga a viajar: conforme van pasando los meses y ves que tus ahorros crecen, también crece la alegría y las posibilidades de destinos de viajes.

Si todavía no ahorras para viajar, cambia el chip: es la mejor opción. Define una estrategia de ahorro y diseña un plan que se adecúe a tus ingresos y gastos. Si tu intención es viajar, ten paciencia, céntrate en tu meta y sigue tu plan de ahorros.

¡Esta es la mejor manera de ahorrar para viajar!

Cómo ahorrar para viajar | 7 consejos

Cómo ahorrar para viajar | 7 consejos

1. Pon tu dinero a buen recaudo

¡Debajo de tu cama, por ejemplo! Tal vez no tenga demasiada ciencia, pero créenos cuando te decimos que poner tu dinero para viajar en un solo lugar es la clave para no dejar que se escape por las rendijas. Tenerlo en una cuenta bancaria que usas frecuentemente puede ser demasiado tentador; podrías terminar por gastar todo tu dinero ahorrado en una salida con amigos o un nuevo par de zapatillas. ¡Pon tu dinero en un lugar único y pon tu mente en el viaje que deseas hacer!

Aunque lo de poner el dinero debajo de la cama es medio chiste, sí que es verdad que es una estrategia que funciona. Si quieres hacerlo de una forma más eficiente puedes crear una cuenta de ahorros en tu banco que no puedas utilizar, una cuenta que no tenga ninguna tarjeta asignada. También hay bancos que te permiten crear cajas de ahorro o vaults, que son «cajas» en tu misma cuenta con ahorros que no se pueden utilizar. La parte interesante de hacerlo de esta manera (y no debajo de la cama) es que podrás programar ingresos automáticos desde tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorro o vault.

2. Reduce gastos. Huye de las deudas

¡Es curioso como a veces tenemos la posibilidad de ahorrar al alcance de nuestra mano y no lo hacemos! Si quieres seguir un plan de ahorro que funcione lo primero que debes hacer es reducir tus gastos fijos. Consigue un extracto de tu cuenta e investiga todos aquellos gastos recurrentes que te descuentan cada mes una importante cantidad de tus ingresos.

Entre ellos encontrarás suscripciones (netflix, spotify, gimnasio…) y facturas (teléfono, luz, alquiler…) Muchos de estos gastos no nos los cuestionamos pero algunos se pueden eliminar directamente y otros muchos permiten conseguir descuentos si se negocian bien. ¿Has probado a llamar a tu compañía telefónica para pedirle una actualización de contrato? Si les dices que te vas a cambiar de compañía es fácil conseguir una reducción u oferta. (Y esto es solo un ejemplo)

Además de esto, también debes evitar las deudas, no comprar nada a crédito, solo comprar aquello que puedas pagar. Es una forma de evitar ganar otros gastos recurrentes ¡Hay que resistir a la tentación!

3. Establece un objetivo de ahorro y súmale un 20%

Si ahorras para viajar debes establecer un objetivo de ahorro mensual. Establecer una cantidad de dinero que sepas que puedes reservar cada mes con ese propósito. Es importante definir bien qué cantidad o qué objetivo de ahorro mensual vas a establecer: si es muy bajo no será un reto, si es muy alto será complicado de conseguir y si un mes no lo consigues, será fácil que te desmotives y lo dejes.

Si ahorras para un viaje en concreto tendrás que definir cuánto dinero vas a necesitar. Haz tus cálculos (transporte, alojamiento, actividades…) y saca un número ¡Pero atención! Siempre hay más gastos de los que pensamos. La recomendación es añadir un 20% adicional a tus cálculos de la cantidad de ahorro que vas a necesitar. De este modo tendrás unos ahorros que te servirán para cubrir cualquier necesidad de última hora; y si no los gastas… ¡siempre te quedarán para el próximo viaje!

4. Sé fiel a tu plan, ¡no te distraigas!

Antes de realizar una compra, pregúntate: ¿realmente lo necesito? Si encuentras que no, entonces tal vez pueda esperar. Ten en cuenta que cada gasto innecesario se resta a los fondos que debes tener para emprender tu aventura. Mantén tu autocontrol y cuando la tentación toque a tu puerta, visualízate en tu lugar ideal, en ese lugar al que tanto deseas viajar. Te aseguramos que si realmente te ilusiona tu plan, la tentación se irá y podrás seguir tu camino con tranquilidad.

Una excelente forma de ganar responsabilidad con tu dinero y ahorrar para viajar es a través de un control de gastos. Esto no es más que el registro de cada entrada y salida de dinero que tienes; para hacerlo no necesitas más que lápiz y papel, e incluso, existen distintas apps que pueden ayudarte. ¡Cada céntimo cuenta!

5. Compártelo con alguien

Una excelente forma de seguir motivado en tus objetivos de ahorro es compartir esta motivación con otra persona. Si te vas a ir de viaje con varios compañeros quizás podáis establecer unos objetivos en común y hacer check de forma periódica para comprobar que todos os estáis ajustando al plan.

Al hacerlo en equipo será más fácil que los unos a los otros os motivéis en los momentos de flaqueza. Psicológicamente estarás más concentrado en ahorrar también por este reconocimiento social.

6. Aumenta tus ingresos

¡Apresura tu plan! Y vale, quizás esto no suene como lo más fácil del mundo. Pero usando tu creatividad podrías generar otra fuente de ingresos que te permita ahorrar para viajar un poco más rápido y acercarte a tu meta. Tal vez podrías abrir tu propia tienda virtual para promocionar todas tus manualidades, ayudar a los vecinos con diferentes tareas o incluso escribir artículos para un blog ¡explora tus habilidades! En el proceso de ahorrar dinero para tu viaje podrías encontrarte con nuevos talentos ocultos en ti.

7. Admira tu labor

¡Vamos! Lo estás haciendo muy bien. Deléitate contemplando tus ahorros, observa plácidamente como mes a mes va creciendo tu dinero. Cada cierto tiempo puedes contar tus ahorros para ver cómo crecen y cuán cerca estás de lograr conquistar un nuevo país o una nueva ciudad. La motivación es vital para que esa labor de ahorrar para tu viaje tenga cada vez más sentido, incluso en los momentos más grises. ¡Tú puedes hacerlo, conseguirás realizar tu viaje!

También, cuando te encuentres en mitad de un viaje, no olvides todo el proceso de ahorro: recuérdalo y piensa cómo ha merecido la pena. ¡A tu vuelta del viaje te tocará seguir ahorrando!

Cómo viajar barato | 5 consejos

Cómo viajar barato | 5 consejos

1. Disminuye costos desde el primer momento

Si tu presupuesto es más bien reducido, es recomendable buscar la mejor manera para disminuir costos desde el primer momento. Te hablamos del momento en el que comienzas a planificar tu viaje, cuando ya tienes tu destino definido. Si decides viajar a un lugar de temperaturas muy bajas, tal vez debas invertir en nuevos abrigos. Por otro lado, si decides tener una aventura cerca de la costa, no puedes olvidar un protector solar y unas gafas que protejan tus ojos de los rayos del sol. En cualquier caso, la mejor idea siempre será comparar precios al momento de adquirir lo que necesites.

Comprando estos productos con antelación se puede ahorrar un importante pico de dinero. No es lo mismo comprar una protección solar en tu ciudad, que hacerlo en una tienda de souvenirs del destino de costa que has escogido. Además, al comprar con antelación también podrás repartir los gastos de una forma más espaciada en el tiempo y por lo tanto será más fácil digerir esa inversión.

2. El secreto de los vuelos

Cuando se trata de conseguir un billete aéreo, tenemos un consejo muy sencillo para ti: debes saber en qué momento comprarlo, y este momento es cada martes cerca de las 3pm. Lo creas o no, una parte importante de planificar un viaje de bajo presupuesto es saber reconocer cuándo es adecuado viajar (y cuando no). Estadísticamente es más recomendable adquirir boletos aéreos los días martes a las 3P.M. ¿Tenías idea de esto? Puedes comprobarlo por ti mismo. Existen cientos de apps móviles disponibles para comparar precios, encuentra el vuelo adecuado y corre a comprar tu boleto. Por otro lado, también debemos decirte que los peores días para adquirir boletos aéreos son los viernes y sábados, ¡evítalos!

Además recuerda que la mejor forma de conseguir un vuelo es comparando. Cuando comparas entre varias compañías aéreas tienes más posibilidades conseguir una buena oferta. Nosotros siempre recomendamos el comparador de precios Skyscanner. En su web, en unos pocos pasos, podrás conseguir decenas de precios y opciones de vuelo.

3. Reserva todo con antelación y evita las decisiones apresuradas

Es frecuente que los viajeros se dejen llevar por la emoción y decidan pagar sumas exorbitantes por un servicio promedio. Un buen ejemplo de esto es el de los hoteles; si tienes todo listo para iniciar tu aventura, procura reservar con anticipación todo lo que puedas. También puedes hacer uso de apps móviles para comparar precios en los servicios que requieres y evitar la terrible situación de sucumbir ante la presión durante tu viaje. Ten en cuenta que viajar barato no se trata de viajar mal, sino de viajar inteligentemente.

4. Realiza un presupuesto diario

Como te dijimos anteriormente en este artículo, presupuestar es una idea brillante si tu intención es ahorrar. Te recomendamos establecer un presupuesto diario para tu viaje, de esa forma sabrás exactamente cuánto dinero puedes gastar sin forzar demasiado tu bolsillo. Un buen presupuesto debe comprender: hospedaje, comidas y transporte, pero además de esto debes tener un «colchón» que te permita lidiar con gastos imprevistos, emergencias o caprichos.

5. Couchsurfing & Homeexchange

Especialmente si eres joven, esta idea te agradará. El CouchSurfing busca crear vínculos entre viajeros de todo el mundo, así que si deseas disminuir significativamente los gastos durante tu viaje, puedes optar por esta opción y rebajar los costos de alojamiento e incluso comida. También es recomendable que, si decides viajar solo, te relaciones estrechamente con los habitantes de tu destino; este simple gesto es clave para que obtengas información sobre los mejores (y más económicos) lugares para comer, algunos sitios turísticos y para que hagas nuevos amigos.

Homeexchange va dirigido a todas aquellas personas que disponen de una casa y que estarían abiertas a intercambiarla durante un periodo vacacional con otras personas de todo el mundo. Es una idea fantástica que permite un gran ahorro en alojamiento, uno de los costes más importantes que tiene el viajar. Si tu casa está en una ciudad o región turística, tendrás miles de propuestas de todo el mundo para intercambiar casa.

Ahorrar para estudiar y trabajar en el extranjero

Ahorrar para estudiar y trabajar en el extranjero

En GrowPro Experience somos especialistas en experiencias de estudio y trabajo; un tipo de viaje que va más allá de lo puramente vacacional y que te permite vivir e involucrarse en el estilo de vida y la cultura del país al que vas a viajar.

En este tipo de experiencias, ahorrar para viajar tiene sus propias particularidades. Principalmente porque al trabajar en el destino al que vas a viajar, sólo necesitarás ahorrar los gastos iniciales. Vamos a verlos un poco más detallados:

  • Vuelos
  • Alojamiento para los primeros días
  • Costes iniciales del curso que vayas a realizar
  • Visado
  • Manutención inicial
  • Otros imprevistos

Es importante entender que independientemente de los estudios que tengas y de la experiencia que hayas cosechado en un sector, es posible que no encuentres trabajo hasta que hayas pasado unos días en el país y te hayas asentado. Por eso tendrás que tener unos ahorros iniciales que puedan cubrir los gastos durante ese tiempo.

Hay países que son ideales para las experiencias de estudio y trabajo como por ejemplo Australia, Nueva Zelanda y Canadá. La principal razón es que en estos países la tasa de paro es muy baja y resulta sencillo encontrar trabajo con un poco de actitud.

Si por ejemplo te planteas vivir en Australia o trabajar en Canadá, deberás tener en cuenta en tu presupuesto los costes de vida de estos países. Suelen ser más altos, pero eso sí: también los salarios son más altos por lo que se compensa.

Lo que tienen en común estos tres destinos comentados, además de ser turísticamente atractivos, es que que tienen infinidad de posibilidades a la disposición de todos sus residentes y visitantes. Si decides invertir tus ahorros y explorar cualquiera de estos países, contarás con el beneficio de poder recuperar tu inversión al trabajar, y así continuar ahorrando por si decides realizar tu siguiente viaje.

En Australia, Canadá y Nueva Zelanda puedes realizar excelentes cursos que te impulsarán al éxito, así que dales un vistazo y escoge el ideal para ti.

  • Australia

  • Canadá

  • Nueva Zelanda

Lo más importante será la disciplina. Ahorrar para tu viaje puede ser tan satisfactorio como inquietante, pero te aseguramos que podrás conquistar tu meta si te esfuerzas lo suficiente. El mundo está ahí para ser explorado y tú puedes convertirte en un aventurero capaz de descubrir nuevos horizontes después de haber trabajado tanto para cumplir tu sueño. ¿A dónde quieres ir? Si requieres asesoría o deseas conocer nuevos destinos, te invitamos a leer el resto de nuestro blog, ¡seguramente encontrarás tu destino ideal!