Global

Qué hacer en un año sabático | 10 ideas que cambiarán tu vida

paularojas

Estudia y trabaja en Australia

La vida es una montaña rusa. Va a toda velocidad, brindándonos momentos de inmensa alegría, pero también de desconcierto. Y es justo en esos instantes cuando lo único que necesitamos es que el mundo se detenga. Sigue leyendo y descubre qué hacer en un año sabático.

Hacer una pausa en la vida puede dar miedo, pero también es una de las mejores decisiones que se pueden tomar. Darse un tiempo para reflexionar acerca del curso que se debe seguir es una oportunidad que todos los humanos deberían tener.

A continuación, te compartimos una lista con 10 ideas, planes o cosas que hacer en un año sabático. ¡Ya verás que no te arrepentirás y, en cambio, cambiarás tu vida para siempre!

¿Qué hacer en un año sabático?

Aunque no lo creas la mayoría de personas, por lo menos una vez en su vida, se han preguntado ¿qué hacer en un año sabático? El descanso es importante, pero sobre todo, debes invertir ese tiempo en actividades que te permitan tener más claridad sobre tu futuro. Aquí algunas ideas:

1. Aprende un idioma

estudiar-ingles

Es probable que esta actividad esté en el top 5 de todos aquellos que se han preguntado qué hacer en un año sabático. Y esto se debe a que vivimos en un mundo globalizado que tiene las mejores oportunidades para aquellos que hablan más de un idioma.

Tanto para trabajar, como para estudiar o para mejorar tu calidad de vida, es indispensable hablar de forma fluida dos o más idiomas. Por eso, es una gran idea tomar un curso de inglés en el extranjero.

En países angloparlantes como Australia, Nueva Zelanda, Malta o Irlanda, existen múltiples cursos donde te permiten trabajar, relacionarte con personas de diferentes partes del mundo y hasta lograr la residencia. ¡Una experiencia que mereces vivir!

2. Toma un curso vocacional

estudiar-curso-vocacional

Tal vez ya tengas una idea de la carrera en la que te gustaría desempeñarte, pero no estás del todo seguro/a o no sabes por dónde empezar. Por eso, cursar un programa vocacional en tu área de estudio te ayudará a asegurarte de que esa es la profesión por la que debes aportar.

En general, acceder a un curso vocacional en el exterior no es difícil, ya que solo te pedirán ser mayor de edad, haber terminado la secundaria y tener un nivel intermedio de inglés. Además, la mayoría tienen una duración de 6 a 12 meses, ¡perfecto para un año sabático!

Tomarte una pausa para asegurarte de la carrera profesional que quieres estudiar es una decisión muy sabia que te permitirá conocer diversas personas con experiencia en el campo. Además, te hará ver tu futura carrera de una forma mucho más objetiva y real.

3. Viaja por el mundo

viajar-por-el-mundo

¿Qué hacer en un año sabático? ¡Muy sencillo! Viajar por el mundo descubriendo nuevas culturas y dándote la oportunidad de conocer destinos llenos de historia como, por ejemplo, la isla de Malta.

Un viaje te permitirá abrir la mente y darte cuenta de lo que realmente quieres. Conocer lugares nuevos despierta los instintos y aviva las pasiones. Por eso, recomiendan tanto «cambiar de ambiente» cuando la vida se pone confusa o difícil.

Estar lejos de tu hogar te permitirá ver en perspectiva la forma en la que estás afrontando tu vida y te ayudará a hallar eso que por tanto tiempo has estado buscando. Créenos cuando te decimos que hay un mundo fascinante y lleno de oportunidades esperando por ti.

4. Trabaja en el extranjero

emprender-negocio

¿Qué es más emocionante que ganar dinero en el extranjero? Pues, no solo trabajar, sino también vivir una experiencia completa de estudio, trabajo y diversión en lugares como la capital irlandesa.

En la actualidad, conseguir un trabajo en el exterior es posible, ya que gracias al internet y a las redes sociales es mucho más fácil conocer vacantes para empleos en diversos campos. Asimismo, trabajando en el extranjero vivirás una experiencia laboral única que hará más atractivo tu CV.

Recuerda que todo aquello que hagas en un año sabático debe llevarte al crecimiento o a la realización de tus sueños. Por eso, viajar a trabajar al exterior te abrirá el camino para que nuevas oportunidades laborales y personales toquen a tu puerta.

5. Ponte en contacto con la naturaleza

caminar-naturaleza

Para nadie es un secreto que estar en contacto con la naturaleza estimula la creatividad, reduce los niveles de estrés y, por supuesto, facilita la conexión con uno mismo. Por eso, ¿qué hacer en un año sabático? Pues, darte un viaje a un destino lleno de naturaleza como Nueva Zelanda.

Los beneficios de la naturaleza para la salud física y mental son amplios. Sobre todo, después de vivir fuertes episodios de estrés o incertidumbre. La naturaleza te permitirá poner en pausa tu vida, mejorar tus hábitos y tener más claridad sobre las decisiones que vas a tomar.

Además, ¿quién dijo que la naturaleza está solo para contemplarla? También puedes interactuar con ella nadando en sus mares, haciendo largas caminatas por sus montañas o viviendo aventuras extremas en lo alto de sus cielos. ¡Hay experiencias para todos los gustos!

6. Haz nuevos amigos

hacer-nuevos-amigos

La vida está hecha para compartirse, ya sea con la pareja, con la familia o con los amigos. Conocer nuevas personas con experiencias diferentes a las tuyas te permitirá darte cuenta de las decisiones que han tomado y cómo las han afrontado.

En especial, hacer nuevos amigos te dará la oportunidad de aprender de ellos, de desarrollar nuevas habilidades y de conocer un poco más de ti. ¡Justo lo que necesitas para disfrutar de un gran año sabático!

Y si te preguntas ¿dónde puedes conocer personas nuevas o hacer buenos amigos? Te recomendamos hacer un viaje al extranjero. Tal vez, ese sea el empujoncito que necesitas para salir y relacionarte con personas con otras realidades y culturas diferentes a la tuya.

7. Crea tu propio negocio

comenzar-negocio

¡Sí! Como lo acabas de leer, un año sabático puede ser la oportunidad perfecta para emprender. Y aunque puede ser una decisión arriesgada, un primer paso puede ser hacer un máster en negocios en Barcelona. ¡Emocionante! ¿No?

Adquirir las herramientas necesarias para convertirte en un líder y darle forma a esa empresa con la que siempre has soñado es posible en un año sabático. Lo importante es que seas ordenado y que estudies bien todas tus opciones.

Emprender te permitirá no solo crecer como profesional, sino también generar empleo y aportar al desarrollo de un país. Recuerda que puedes empezar con una pequeña empresa en el garaje de tu casa o por internet. ¡Ya verás cómo el éxito te sorprenderá!

8. Pon a prueba tu talento

que-hacer-ano-sabatico

En la lista de qué hacer en un año sabático tiene que estar, sí o sí, conectarse con el talento para las artes. Si lo tuyo es escribir, pintar, cantar, bailar, actuar o tomar fotografías, este es el momento perfecto para entregarte a esa vena artística y crear tu obra.

Las artes necesitan tiempo, estudio y disciplina. Por eso, ¿qué mejor que aprovechar un año sabático para escribir esa novela que por tanto tiempo has tenido en mente o componiendo esa canción que siempre has tenido en la punta de la lengua?

No olvides que las artes han sido hechas para unir al mundo, para encontrar la belleza de la existencia y para recordarle a otros qué es lo esencial. ¡Sé parte del cambio y comunícate con la gente!

9. Ayuda a otros

voluntariado-extranjero

Hacer un voluntariado o hacer una labor humanitaria puede ser una actividad que marque tu vida para siempre. Ayudar a otros te concientizará de realidades que deben ser cambiadas y hasta podría darte ideas de cómo mejorar el mundo que habitas.

Para participar en este tipo de actividades te recomendamos empezar por elegir una causa que te importe y que te mueva. Por ejemplo, puedes buscar una ONG que preserve el medio ambiente, una institución que proteja a los niños o una organización que defienda los derechos de las mujeres.

Y si estas ideas no resuenan tanto con tu forma de ser, puedes hacer donaciones, compartir en tus redes sociales información sobre colectas o iniciativas que mejoren la vida de otras personas. Verás que con un pequeño gesto lograrás un impacto positivo en el mundo.

10. ¡Aventúrate!

aventura-ano-sabatico

¡Deja atrás todo lo que conoces! Irte a vivir a otro país, renunciar a tus comodidades, despedirte de tus seres queridos y aventurarte, pueden ser buenas respuestas a la pregunta de ¿qué hacer en un año sabático?

Hacer todo aquello que nunca te imaginaste hacer, es una buena forma de aprovechar un tiempo de pausa. Aventurarte te liberará y te mostrará qué es aquello con lo que has estado viviendo, pero a lo que debes decirle adiós.

A veces, solo es necesario desconectarse del mundo que conocemos para darnos cuenta de lo esencial de nuestra existencia. Cierra los ojos, intenta visualizar qué es aquello que nadie pensaría que harías y… ¡hazlo! ¿Qué puedes perder?

Dale un propósito a tu año sabático con GrowPro

viaja-con-growpro

Si llegaste hasta aquí es porque hay algo dentro de ti que te está pidiendo un cambio. Y como queremos que tomes la mejor decisión, aquí te compartimos una de nuestras experiencias más solicitadas: estudia inglés y diviértete en Irlanda.

Con esta experiencia puedes perfeccionar tu inglés y conocer de cerca la fascinante cultura irlandesa. Solo cliquea en el enlace y llena tus datos para conocer los detalles con nuestra asesoría personalizada.

Ya no dudes qué hacer en un año sabático. Prepara tus maletas y dale un giro a tu vida con GrowPro. ¡Anímate y vive esta aventura con nosotros!

Sobre el autor

Paula Rojas

Paula Rojas es Comunicadora Social - Periodista de la Universidad Externado de Colombia. Ha trabajado en redacción y creación de contenidos digitales para marcas como Sony Pictures, Compensar y Pfizer. Le apasionan los temas de bienestar, cultura y viajes. En especial, ama escribir sobre Canadá, un destino multicultural, lleno de paisajes de ensueño y mucha nieve. En la actualidad, estudia una maestría en Creación Literaria y escribe su primer libro de cuentos.