Malta, la pequeña joya en el Mediterráneo, es un país lleno de lugares imperdibles con siglos de historia y bellezas naturales. Ya te hemos contado sobre los atractivos del puerto de La Valeta, la capital, y la amurallada Mdina, su ciudad más antigua. También, hemos recorrido algunas de sus playas, bañadas por aguas cristalinas. Ahora queremos que conozcas qué ver en Marsaxlokk (se pronuncia “marshasloc”), un pintoresco pueblo pesquero que no puedes dejar de visitar. ¡Anímate a descubrirlo con nosotros!

Qué ver en Marsaxlokk | Top 7

7 sitios que ver en Marsaxlokk

Como te habíamos adelantado, Marsaxlokk está entre los mejores sitios para vivir en Malta por su ambiente tranquilo y rica gastronomía. Es también la villa de pescadores tradicionales más grande de la isla. Sin embargo, más allá de su principal actividad económica, sus calles y edificios cuentan una historia que data de hace tres milenios.

Y es que, por su ubicación estratégica, ha sido un puerto natural desde el siglo IX a. C., cuando los fenicios lo hicieron uno de sus centros de comercio. Más tarde, los romanos y luego los árabes lo convirtieron en parte de sus dominios en el Mediterráneo. Durante el siglo XVI, otomanos y europeos se lo disputaron en cruentas batallas. En la década de los cuarenta, fue un bastión importante para la entrada de los ejércitos aliados a Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

A través de tantos siglos, el pueblo ha tenido diferentes nombres. El actual está en idioma maltés y viene de las raíces “marsa”, que significa puerto, y «xlokk», que es sureste. La palabra está relacionada con «xaloc», que hace referencia al viento que sopla desde el Sáhara, en la vecina África.

Desde la Valeta, la distancia es de unos 12 kilómetros, por lo que te tomará poco menos de media hora llegara a bordo de coche o autobús. Para que no tengas pretexto alguno, desde GrowPro te vamos a un paseo por 7 lugares por los que vale la pena darse una escapada a este pueblito.

Paseo por el puerto

Paseo por el puerto de Marsaxlokk

Comencemos nuestro paseo yendo del puerto hacia el centro histórico. En los astilleros, los primeros atractivos que ver en Marsaxlokk son, sin duda, las filas de coloridos Luzzu. Estos son los botes tradicionales que muchos pescadores malteses aún usan día a día para salir a ganarse la vida al litoral del Mediterráneo.

Entrando a las estrechas calles de piedra, llamarán tu atención las casas y edificios de arquitectura sobria y fachadas templadas por la atmósfera salada. La mayoría de estas construcciones se remonta al siglo XIX.

Si no te gusta hacer turismo con el estómago vacío, también hallarás bastante variedad de restaurantes, cafés y bares populares, donde podrás disfrutar de algunas de las delicias de la cocina maltesa a base de productos marinos, como el Lampuki y el Pastizzi.

Parroquia de San Pedro Encadenado

Parroquia de San Pedro Encadenado, uno de los lugares que ver en Marsaxlokk

Llegando a la plaza principal del pueblo, tu vista será atraída de inmediato hacia la Parroquia de San Pedro Encadenado. Esta iglesia de estilo neorománico es la principal de Marsaxlokk y el edificio más imponente de su centro histórico, con campanario que se eleva a 20 metros sobre el suelo.

Este templo católico, consagrado a la Virgen de Pompeya, comenzó a levantarse en 1897, pero quedó concluido hasta 1956. Desde entonces, celebra misas todos los días y tres fiestas especiales que congregan a todo el pueblo: el 8 de mayo, el primer domingo de agosto y el primer domingo de octubre. En su interior, destacan finas esculturas de madera del apóstol y virgen cargando al niño. Estas obras fueron elaboradas en Italia a principios del siglo XX.

Fuertes de San Luciano y Tas-Silġ

Fuerte de Tas-Silġ

A 15 minutos a pie desde centro del pueblo, descubrirás estos dos bastiones que ver en Marsaxlokk. El primero, data del siglo XVII, San Luciano, cuando la Orden de San Juan lo levantó a fin de proteger la bahía de los ataques turcos.

A través de los siglos, siguió teniendo usos militares. Por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, los colonos británicos lo usaron como depósito de municiones para la invasión a Europa. Hoy en día, es utilizado como laboratorio del Centro de Investigación de Acuicultura de Malta, pero lo turistas lo pueden visitar en grupos pequeños todos los sábados por las mañanas.

A 15 minutos cuesta arriba del centro, otros de los sitios que ver en Marsaxlokk es el fuerte Tas-Silġ. Aquí, los arqueólogos han descubierto los restos de un templo que se remonta a la Edad de Piedra y estuvo habitado por cientos de años hasta la llegada de los pueblos fenicios.

Por desgracia para los turistas, la zona arqueológica permanece aislada por un muro. De manera que las visitas sólo están permitidas mediante cita previa con Heritage Malta, la organización a cargo de conservar el sitio.

Mercado de Marsaxlokk

Mercado de Marsaxlokk

Si vas en fin de semana, uno más de los imperdibles atractivos que ver en Marsaxlokk es el mercado local. Se trata de una gran zona comercial al aire libre ubicada a unos pasos de la plaza principal y justo frente al muelle. Encontrarás cientos de puestos con productos locales de la mejor calidad.

De lunes a sábado, los comerciantes te ofrecen una amplia variedad de alimentos, ropa, recuerdos, adornos, pinturas y objetos tradicionales. Pero lo mejor viene los domingos, cuando se instala el mercado de pescado más grande de Malta.

Este día el lugar rebosa de pescadores que ofrecen sus capturas más especiales a miles de compradores que abarrotan los estrechos pasillos. Visitarlo este día será toda una aventura, pues se convierte en una bulliciosa fiesta del pescado.

Playas en la bahía de Marsaxlokk

Playas en la bahía de Marsaxlokk

Tras un día de paseo por ciudad, probablemente no puedas contener las ganas de ir a darte un baño las aguas que bañan la bahía de Marsaxlokk. Si quieres hacerlo, te recomendamos visitar alguna de las cuatro calas de la localidad. A diferencia de las playas cerca del puerto, que pueden llegar a ser abarrotadas por los turistas, allí encontrarás mayor paz para nadar y descansar a gusto.

Las dos primeras opciones son il-Ħofra ż-Żgħira (pequeña cala) e il-Ħofra l-Kbira (gran cala). Para llegar a ellos, debes recorrer varios caminos estrechos y sinuosos hacia el suroeste del pueblo.

Las otras dos alternativas en la costa de Marsaxlokk son Kalanka y St. Peter’s Pool. Esta última está calificada como una de las 10 mejores playas en Malta. Además, sigue siendo la más accesible de las cuatro, a la que se puede acceder por la carretera que conduce a la central eléctrica.

Las cuatro calas también se caracterizan por sus aguas profundas, que son ideales para bucear. Pero, ten cuidado especialmente en otoño e invierno, pues en estas épocas el viento sopla con fuerza desde el sur o el este. Ello deriva en que el agua pueda volverse bastante peligrosa para nadadores jóvenes o inexpertos.

Parque Xrobb l-Għaġin

Parque Xrobb l-Għaġin, Malta, uno de los lugares que ver en Marsaxlokk

Si eres un amante de la naturaleza y ver tantos edificios te aturde, el parque Xrobb l-Għaġin será el remanso ideal para ti. Se trata de una zona verde de 15 hectáreas que alberga un ambicioso proyecto gubernamental cuyo objetivo es la conservación de especies endémicas y la educación sobre el desarrollo sostenible.

En este sentido, los edificios y luminarias incorporan medidas de optimización de la energía y esta se genera a partir de fuentes renovables (eólica y solar). Entre ellos, destaca un Centro de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS), donde se ofrecen cursos al aire libre sobre el cuidado del medio ambiente.

Destaca también una reserva para la rehabilitación de vida silvestre. En ella se cría y protege a especímenes de la gran diversidad de flora y fauna que existe en toda la isla. Quizá te sorprenda, pero Malta es el hogar de más de 4000 especies de insectos, cientos de invertebrados y más de 200 vertebrados.

El parque también ofrece un agradable paseo por la península con impresionantes vistas. Además, los viajeros tienen a su disposición un albergue dirigido por el centro, donde se da alojamiento a precios muy accesibles.

Ruinas de Borġ in-Nadur

Ruinas de Borġ in-Nadur, Malta

Para cerrar broche de oro nuestro recorrido por los lugares que ver en Marsaxlokk, echemos un vistazo a las ruinas de Borġ in-Nadur. Este sitio arqueológico ubicado en campos abiertos que colindan con la bahía de San Jorge, a las afueras del pueblo y cerca de la villa vecina de Birżebbuġa, Malta.

Aquí podrás admirar los restos de un templo construido alrededor del año 2500 a. C., en la Edad de Bronce. Los megalitos que han sobrevivido todos estos siglos tienen sólo medio metro de altura, pero aún podrás distinguir un plano de cuatro ábsides en el centro.

La distribución de las paredes, dispuestas hacia el interior de la parte central, sugiere que los antiguos habitantes estaban más preocupados por los ataques desde tierra que por los marítimos. En el museo del sitio, podrás apreciar las herramientas desenterradas por los investigadores, hechas a base de piedras y pedernales.

Como podrás darte cuenta, no te tomará más de una jornada visitar los 7 interesantes sitios que hemos reseñado para ti. Basta con que planees llegar a Marsaxlokk temprano, por la mañana, para salir al atardecer satisfecho de cultura, historia y naturaleza maltesas. ¡No dejes de incluir a este bello pueblo pesquero en el itinerario de tu próximo viaje a Malta!