Australia

Emprender en Australia | Claves, ventajas y requisitos

josean
josean

Cuando hablamos de emprender en el extranjero a todos nos viene a la cabeza automáticamente Estados Unidos, más concretamente Silicon Valley, la Meca del emprendimiento tecnológico.

Si bien es cierto que el ecosistema emprendedor de Silicon Valley es el más desarrollado del mundo, para nada es fácil acceder a él, el simple coste de una vivienda en la zona lo hace prohibitivo.

En este artículo queremos hablar de una de las mejores alternativas: Australia. Vamos a ver cómo emprender en Australia es una opción realmente interesante por sus condiciones favorables.

Además, en este artículo también te explicaremos las claves para emprender con éxito en el país, los requisitos que debes cumplir y compartiremos contigo algunas experiencias de emprendimiento en Australia.

Por qué emprender en Australia

Emprender Sidney

Como ya hemos comentado en otros artículos, Australia es un país de grandes oportunidades, trabajar en Australia es relativamente sencillo para extranjeros, las opciones para cursar un plan de estudios en Australia son muy interesantes y la calidad de vida, en términos generales, muy alta.

Además, no podemos dejar de mencionar que vivir en Australia es una experiencia fantástica, ya que los australianos son cálidos y acogedores y el país está lleno de maravillas por explorar como pudimos ver en nuestro artículo Qué ver en Australia | Lugares imprescindibles que visitar.

Estudia Negocios y Mkt en Australia

A nivel de emprendimiento, las razones por las que emprender en Australia no se quedan atrás:

1. Hay un fuerte apoyo gubernamental

La Agenda Nacional de Innovación y Ciencia está ayudando a startups y emprendedores innovadores a obtener fondos para respaldar sus ideas y tener éxito.

2. El ecosistema emprendedor es fuerte

Las principales ciudades emprendedoras, Sydney, Melbourne y Brisbane tienen un importante tejido empresarial y organizativo en torno al mundo startup.

3. Tiene una buena estabilidad financiera

La economía Australiana es muy estable, está saneada y ya ha demostrado evadir fácilmente diferentes crisis en el pasado. El australiano medio tiene poder adquisitivo y, por lo tanto, es un mercado atractivo.

4. Es un país innovador

La calidad educativa de las universidades Australianas está más que contrastada y junto con su carácter innovador hace que el talento sea fácil de encontrar en las grandes ciudades. Además, hay mucha inmigración cualificada de otras partes del mundo que facilita también esta adquisición de talento.

5. Es un país early adopter

Los australianos están abiertos a nuevas innovaciones. Sólo por poner un ejemplo, Uber salió en Australia tres años después de hacerlo en Estados Unidos y la tasa de penetración es mayor ya en Australia.

6. Es un país bien conectado

Al ser un país anglosajón, las conexiones con importantes mercados como el estadounidense son muy buenas, además, su cercanía con Asia le permiten saltar fácilmente a este continente.

Aunque las condiciones son muy favorables, seguro que sigues teniendo incertidumbres sobre emprender en Australia.

Es normal, es un país que por ubicación geográfica podríamos clasificar como remoto y dar el salto siempre es una decisión importante. En cualquier caso, como somos expertos en dar este salto, vamos a seguir aclarando posibles dudas.

Requisitos para emprender en Australia

Requisitos para emprender en australia

¿Qué requisitos debemos cumplir para poder lanzar nuestra Startup en Australia? Normalmente, el proceso de creación de una empresa, el alta como trabajador autónomo y el resto de burocracia asociada al proceso de emprender suele ser un dolor de cabeza para el emprendedor.

Por suerte en Australia hay poca burocracia en este sentido y es relativamente rápida comparada con otros países. Vamos a ver los requisitos para emprender en Australia:

1. Visado

Para entrar en Australia necesitarás un visado, en nuestra guía de Visas para Australia, comentamos todas las opciones de visados existentes y cuáles son las ventajas de cada una.

Para poder emprender en Australia necesitarás un visado que te permita trabajar en el país, estas son las mejores opciones para ello:

Student visa (500)

se trata de una visa orientada a personas que quieren estudiar y trabajar en Australia. La visa de estudiante es una de las más fáciles de conseguir, ya que los requisitos son mínimos en comparación con los otros visados que vamos a comentar.

Básicamente, se necesita matricularse en un curso en una escuela oficial de Australia; este curso puede ser de inglés o incluso un curso vocacional. Si quieres conocer más detalles, no te pierdas este artículo.

Business Innovation and Investment visa (188)

Es una visa orientada al emprendimiento, pero los requisitos son difíciles de alcanzar a no ser que se trate de una Startup consolidada la que estás montando.

Se necesita tener inversores y que estos inversores tengan por lo menos 1.5 M de dólares australianos para invertir.

Work And Holiday visa (462)

es uno de los visados más populares, pero los requisitos para acceder a él son más complicados de alcanzar según cuál sea tu situación.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las plazas están limitadas, cada año el gobierno de Australia establece un número de Work And Holiday visas para cada país con el que tiene este acuerdo de colaboración y cuando se acaban hay que esperar hasta el año que viene.

Además, sólo algunas nacionalidades pueden acceder a este visado y si has cumplido los 31 años no podrás solicitarlo. Descubre todos los detalles de la Work And Holiday visa en este artículo y averigua si cumples las condiciones para aplicar.

Si no cumples con las condiciones de la Business Innovation and Investment visa, ni con los de la Work And Holiday visa, la visa de estudiante es tu mejor opción. Puedes hacer un curso de inglés allí o incluso un curso de emprendimiento y mientras tanto ir lanzando tu proyecto.

2. TFN (Tax File Number)

Es un número para la identificación tributaria obligatorio para toda persona que quiera trabajar en Australia. Además es un requisito necesario para obtener el ABN (Australian Business Number).
Para aplicar al TFN sólo necesitas acceder a la web del gobierno de Australia y hacer la solicitud.

3. ABN (Australian Business Number)

El ABN (Australian Business Number) es un número identificativo de once dígitos que otorga el gobierno de Australia para que empresas y particulares puedan trabajar por cuenta propia. Es decir, toda persona o empresa que vaya a ofrecer sus servicios de forma independiente deberá obtener un ABN para poder operar.

Obtener el ABN no sólo es rápido, sino que además se tramita online y es gratuito. Para solicitarlo hay que hacerlo a través de la página del gobierno de Australia para el registro de negocios.

4. Tener un buen nivel de inglés

Para emprender en Australia es casi indispensable tener un buen manejo del inglés. Vas a tener que hacer tramitaciones, colaborar con otras empresas y organizaciones, buscar inversores, llegar al mercado y conectar con talento local; todo ello en inglés. Si no te sientes cómodo con este idioma, te resultará complicado poder emprender en este país.

Vive una experiencia única en Australia con GrowPro

emprender-en-australia-growpro

En GrowPro nos encargamos de conseguir tu visado y de hacer otros trámites para que tú no te tengas que preocupar. Nuestra misión es facilitarte la vida para que logres tu objetivo de emprender en Australia luego de formarte profesionalmente.

¡Ahora es tu turno! ¿Quieres vivir una de las mejores experiencias de tu vida y además lanzar tu idea de negocio? Da el primer paso, entra al enlace de abajo y llena el formulario para recibir nuestra asesoría personalizada.

Contamos con el mejor curso de Negocios y Marketing para que cumplir tu sueño sea una realidad. ¡Anímate a vivir la experiencia de tu vida!

Sobre el autor

Josean Muñoz
Josean Muñoz

Viajero empedernido y probador de comidas del mundo profesional. Con más de 12 años trabajando en el mundo del Marketing, es desde hace 5 años el CMO de GrowPro. Cuando no está viajando lo podrás encontrar en el cine, viendo una serie o leyendo.