No exageramos cuando decimos que la comida de España es famosa a nivel mundial. En muchos lugares de Sudamérica, por ejemplo, es común encontrar en la mesa una tortilla de papas (patatas) o una paella. Sin duda, la gastronomía española tiene mucha variedad, sabor y, sobre todo, historia. Este es el factor principal de su popularidad debido a las migraciones y al intercambio cultural.

La gastronomía es un aspecto imprescindible para la mayoría de los turistas, estudiantes extranjeros, trabajadores e inmigrantes, pues  no solo se trata de matar el hambre, sino de conectar a través del sabor con la cultura local. Por eso, si eres un foodie, acá te presentamos una lista con los 10 manjares imperdibles si estás en territorio español.

1. Paella

Es el arroz más famoso de la península y es de origen valenciano. «Paella» viene del nombre que se le da a la sartén en la que se cocina. Consiste en arroz combinado con pollo, pescado, legumbres o verduras. Actualmente, tiene muchas variantes en las que se le añade, por ejemplo, camarones, calamar, algún sofrito de cebolla… De ser una comida del campo, ahora es más conocida como un plato marino, por lo que suele servirse en restaurantes frente al mar.

2.Gazpacho

Para los días de intenso calor, nada mejor que una gazpacho para el almuerzo. Se trata de una sopa fría cuyo ingrediente principal es el tomate, acompañado de pepinos, cebollas, ajos y aceite de oliva. Esto lo convierte en un plato ideal para vegetarianos o, mejor aún, vegetarianos con calor. Si bien se prepara en toda España, es en Andalucía en donde su popularidad es mayor y se le atribuye su origen a esta región.

3. Fabada Asturiana

Y si más bien hace frío, una fabada asturiana es ideal para abrigar el cuerpo y alegrar el paladar. El nombre viene de ‘fabas’, sinónimo de ‘judías’ o ‘frejoles’ y se prepara cociéndolos con chorizo, morcilla y tocino. Su origen es incierto pero se le considera un plato norteño, de la región de Asturias. Ahí crece la faba asturiana, su materia prima por excelencia. Su difusión en la gastronomía española es tan grande, que no podía faltar en esta lista de platos imperdibles.

4. Cocido Madrileño

Siguiendo con los platos invernales, no podía faltar el cocido madrileño. Ya deducirás por su nombre, de dónde proviene y, aunque su origen es humilde, no tiene nada que envidiarle a la comida gourmet. El ingrediente protagonista de este plato son los garbanzos, que van acompañados de otras cosas ricas como chorizo, carnes y verduras. Se suele servir en dos vuelcos o platos en donde el primero es el caldo resultante de la cocción y el segundo viene con los garbanzos y las carnes. El cocido madrileño tiene como característica principal ser el placer al alcance de todos.

5. Tortilla de patatas

Una de las grandes estrellas de la gastronomía española es la tortilla de patata. Es popular tanto en España entera como en el resto del mundo pues es un manjar tan simple como sabroso. Está de más decir cuál es el ingrediente principal, pero es la combinación con el huevo, la manteca, las cebollas, el perejil y el modo de cocción lo que lo convierte en tan delicioso platillo. Hay quienes prefieren evitar la cebolla en la tortilla de patata, pero nuestra recomendación es probarla. Mejor probarla de ambos modos, ya no hay nada que perder; por el contrario, ¡doble placer!

6. Jamón serrano

La elaboración del jamón serrano es un proceso un poco largo, pues se obtiene por salazón y secado de las patas traseras del cerdo al aire fresco de las sierras españolas. Su origen data desde las épocas del Imperio Romano y, actualmente, es una de las comidas más apreciadas de la península ibérica. Incluso, como el vino, tiene denominaciones según el periodo de curación: bodega (9 a 12 meses), reserva (12 a 14 meses) y gran reserva (15 meses o más). Nunca está de más saber esto para experimentar con mayor deleite un jamón serrano, sobre todo, si tienes un paladar refinado.

7. Callos a la madrileña

Otro plato típico de invierno son los callos a la madrileña. Son, básicamente, trozos de estómago de vaca o carnero aderezados en un guiso potente y sustancioso, acompañado de chorizo y morcilla. Los demás ingredientes que aportan sabor son las cebollas, el aceite de oliva, guindillas y laurel. Si te gusta la carne y sus variedades, no dejes de probarlo. Un plus es que es un platillo muy económico.

8. Pulpo a la gallega

Infaltable en esta lista es el pulpo a la gallega, originario del noroeste español, en Galicia. El pulpo es cocido, tradicionalmente, en ollas de cobre por varias horas. Se suele servir en un plato de madera en rodajas y acompañarlo con especias, aceite de oliva y sal gruesa. Es una comida con sabor a fiesta, pues típicamente se prepara en días de feria. Celebración gallega que se respete, sirve a sus comensales este manjar. El acompañamiento ideal es un bien vino tinto ¡Salud y buen provecho!

9. Cordero Asado

Lo que convierte al cordero (o lechazo) asado en un desborde de sabor es la cocción en horno a leña. Es un plato típico de Castilla, aunque, como en la mayoría de casos de la gastronomía española, se prepara en todo el país. Simple por los ingredientes que lo acompañan (manteca, sal y agua principalmente), pero exquisito. De hecho, su color dorado hace que seduzca no solo al paladar, sino también a la vista en primer lugar… ¡Imagínate el aroma!

10. Tarta de Santiago

No podían faltar los platos dulces y la tarta de Santiago, menos. Este postre original de Galicia consiste en un bizcocho de sabor almendrado en cuya cobertura se le dibuja la Cruz de Santiago, lo que lo hace un clásico de la repostería gallega. Tiene una fuerte tradición histórica que data desde la Edad Media y cuenta la leyenda que es infaltable en las viandas de los peregrinos del Camino de Santiago. De hecho, su popularidad aumenta por las fechas de celebración de Santiago Apóstol (25 de julio). Sin duda, otro imperdible de la gastronomía española.

No hay mayor placer que comer; mejor aún, comer y conocer un poco más de la historia de los platillos que nos hacen suspirar con su sabor. La comida española, como en muchos otros países, tiene un gran legado cultural e histórico que esperamos hayas podido conocer un poco en este artículo.

Lo importante es que no dejes de probarlos si estás viviendo en España o de visita, pues la comida, como el arte, hay que experimentarla con mente abierta y curiosa. Si te entraron las ganas de deleitarte de primera mano con algunos de estos manjares, mientras pasas una temporada estudiando y trabajando en España, no dejes de ver las experiencias que tenemos para ti.

Por ejemplo, ¿te gustaría estudiar Gastronomía u Hostelería en una ciudad conocida por su gran cantidad de bares y restaurantes? ¡Descubre más!