Canadá

Estas son las opiniones de Olga sobre su experiencia en Canadá con GrowPro

josean

¡Hola, futuro grower! Hoy, te compartimos este post escrito por Olga donde te cuenta un poco de su experiencia en Canadá y de sus opiniones sobre GrowPro. Léelo hasta el final e ¡inspírate con su historia!

¡Hola! Mi nombre es Olga Sastre y soy de Valencia, España. En este post, quiero compartirte mi fantástica experiencia en Canadá. Después de vivir y de trabajar en Vancouver más de 1 año, creo que es el momento.

Y lo hago para que más personas viajen y disfruten de este maravilloso país. De hecho, si estás pensando vivir en Canadá una temporada, mi historia te resolverá muchas dudas y te quitará unos cuantos miedos. Además, al final del post, ¡te doy algunas alternativas para que des los primeros pasos hacia esta aventura!

¿Por qué decidiste irte a Vancouver?

Todo empezó en 2015, que fue cuando me di cuenta de que el tiempo pasaba y de que no había cumplido uno de mis sueños: trabajar en el extranjero. A pesar de que había viajado (más de 25 países son muchos aviones) no había vivido más de 3 meses en un mismo lugar salvo por mi Erasmus en Bélgica.

Una parte de mí anhelaba el reto de establecerse en un país nuevo. Quería descubrir otras culturas, conocer gente, mejorar mi inglés y sentir la emoción de ser una desconocida en una ciudad diferente.

Lo hablé con mi chico y ¡se apuntó enseguida!, así que nos informamos de las opciones que teníamos. Descartamos Europa, porque buscábamos un cambio radical y, tras investigar un poco, decidimos que Vancouver sería nuestro destino para la nueva aventura que íbamos a comenzar. ¡Teníamos muchas ganas de vivir en Canadá!

¿Por qué Vancouver para estudiar y vivir?

Pues elegimos Vancouver, porque:

  • Se habla inglés.
  • Es una ciudad multicultural.
  • Tiene mar, montañas y lagos espectaculares.
  • Está cerca de otras ciudades preciosas (Seattle, San Francisco, Hawái…) y queríamos viajar y explorar mundo.
  • Ofrece muchas oportunidades laborales.

Bueno, y por otros motivos más.

Lo poco que conocíamos del país es que hacía mucho frío y que ¡había osos! Empezamos a leer blogs, a ver documentales y a hablar con gente que había vivido allí, y la conclusión era la misma siempre: Canadá era un gran lugar para vivir y Vancouver era una de las ciudades canadienses más interesantes.

Sushi en Canada
Valencia, mayo de 2016. Cena de celebración, porque ¡nos íbamos a Canadá!

¿Qué hiciste para viajar a Vancouver? 

En nuestro caso, conseguimos un visado valido por 1 año para trabajar de manera legal; se llama Working Holiday visa. Esta es una visa de trabajo y de vacaciones que se le otorga a un número determinado determinado de chilenos, de costarricenses y de españoles cada año.

Desde el momento en que conseguimos el visado hasta que nos fuimos de España, pasaron varios meses. En ese tiempo, estuvimos trabajando en nuestros respectivos trabajos, ahorrando (el objetivo era reunir 5000 EUR entre los 2), planeando y soñando con nuestro futuro en Canadá.

Por suerte, ¡existen otras opciones muy interesantes para viajar a Canadá con la posibilidad de laborar! Por ejemplo, el Gobierno canadiense les permite trabajar a los que hacen un curso certificado en el país.

Estudia y trabaja en Canadá

Esta es una oportunidad muy atractiva, ya que puedes formarte a la vez que descubres el país y que trabajas para pagarte los gastos. Al final de este post, te doy algunos ejemplos de los cursos más habituales.

¿Cómo fue tu viaje a Vancouver? 

¡El tiempo voló! Nos subimos al avión que nos dejaría en Vancouver sin fecha de vuelta. Fueron 16 h emocionantes y cargadas de ilusión (y unos 100 kg entre 4 maletas). ¡Estábamos listos para nuestra nueva vida!

Viajar a Canada
Aeropuerto de Barajas, Madrid. ¡Estábamos punto de despegar!

Llegamos y, en el primer mes, alquilamos una habitación a una familia canadiense que estaba acostumbrada a recibir viajeros de todas partes del mundo. Fue una idea genial, porque nos ayudaron a situarnos, a movernos en el transporte público y, en definitiva, a arrancar nuestra vida en Canadá.

¿Cómo fue tu comienzo en Vancouver? 

Nos dimos cuenta pronto de que ¡Vancouver era una ciudad cara! Las primeras cervezas que nos tomamos nos costaron 8 CAD cada una, ¡estábamos en shock!

Empezamos a investigar qué barrios eran los más molones y decidimos que queríamos vivir en West End. Este lugar está a solo media hora del centro (la zona business) de Vancouver.

¿Por qué? Pues era un barrio residencial cerca de la playa (English Bay) y de Stanley Park. Además, tenía muchos comercios y tiendas, y cientos de bares. Y, como es el suburbio LGBTQ+ de la ciudad, tenía un colorido muy especial.

Naturaleza en Canada
Descubriendo Stanley Park, un lugar lleno de árboles centenarios que te hacían sentir pequeñito.

Y, tras el shock de las cervezas, vino el del alquiler, porque ¡los precios rondaban los 1400 CAD! Eso era por un pisito para 2 personas con 1 habitación; y ¡sin amueblar! Tras visitar 3 o 4 apartamentos más, nos enamoramos de uno situado en English Bay que tenía unas vistas fantásticas del mar y era muy tranquilo.

De todas maneras, es posible encontrar habitaciones por 500 CAD si se comparte piso con 2 o con 3 personas más.

Aunque, ahora, pasado el tiempo y viéndolo en perspectiva, ¡los precios ya no nos parecen tan caros! Son razonables si tienes en cuenta los salarios que hay en Canadá, de media mucho más altos que los de España y que los de Latinoamérica.

Moneda de Canada
Familiarizándonos con los dólares canadienses. ¡Son muy bonitos!

Enseguida, empezamos a descubrir la ciudad y a hacer amigos. Aquí, la gente es simpática y todos nos acogieron fenomenal.

Vivir en Vancouver
Haciendo amigos. Por casualidades de la vida, buscando trabajo, conocí a Sasha, una canadiense con espíritu latino que nos abrió las puertas de su casa y que nos invitó a una barbacoa con vistas a la ciudad.

¿Fue fácil conseguir trabajo en Vancouver? 

Antes de mudarnos, pensábamos que encontrar trabajo en Canadá sería fácil. Y era así en el sector de hospitality (hostelería) o si buscábamos empleos en tiendas de ropa, en ventas, en limpieza, en almacenes, en transporte o en lugares similares.

Por lo general, encontrar un trabajo así no cuesta más que un par de semanas. Y, gracias a ello, ganas un sueldo base para pagar tus gastos en el país.

Si tu objetivo es conseguir un trabajo cualificado en Vancouver, es más difícil, porque hay mucha competencia internacional. Y, por lo general, te piden experiencia canadiense, que es una paradoja si te acabas de mudar al país.

También, necesitas un nivel bastante alto de inglés y un visado de trabajo más estable, la Working Holiday se queda corta. Y es importante que tus skills laborales sean competitivas y que demuestres una gran valía en tu puesto de trabajo.

opiniones-de-olga-sobre-growpro
Buscando trabajo…

De esta etapa, ¡aprendí mucho! En Vancouver, puedes encontrar trabajo con facilidad si ya tienes el currículum listo, sabes dónde y cómo buscar, y, sobre todo, eres ágil. Los trabajos no suelen estar publicados más de 1 semana.

Y otra cosa muy importante: Vancouver es una ciudad de oportunidades. Con algo de esfuerzo, ¡se puede llegar muy lejos! Si eres una persona flexible y que se adapta rápido a los cambios, consigues un trabajo en el sector de la hostelería y de los servicios que te permite mantenerte en lo que consigues un empleo más cualificado.

Irás cambiando de trabajo y, poco a poco, mejorando tu situación. Así hasta que encuentres tu lugar ideal por fin.

¿Cuál fue tu primer empleo en Vancouver? 

Yo buscaba trabajo en el área de Recursos Humanos, un empleo estable en una empresa del centro; de ser posible, en una agencia de staffing. Y ¡no fue tan sencillo! Conseguía muchas entrevistas y pasaba a las fases finales, pero la oferta nunca llegaba. Por eso, decidí abrir mi mente a otras oportunidades.

Al final, acepté un trabajo como Quality Reviewer y de traductora en una agencia muy chula. Trabajé como freelancer un par de meses hasta que encontré empleo como “travel expert” en una agencia de viajes. Parecía el puesto ideal, pero me salió rana. Los valores y los principios de la empresa no estaban alineados con los míos.

Mi siguiente trabajo fue como recruiter en una agencia de staffing. ¡Había encontrado lo que estaba buscando por fin!

Excursiones en Canada
¡La primavera en Vancouver es así!

Fue una experiencia interesante; sobre todo, porque ayudé a muchos de mis compatriotas a conseguir trabajo en Vancouver. Tras 3 meses allí, vi una oferta de empleo para trabajar en una agencia pública de empleos que quedaba en DTES (Downtown East-Side), la zona más vulnerable de Vancouver.

En ella, residen muchas personas adictas a las drogas, sin techo y marginadas. Gracias a mi experiencia en este tipo de trabajos como voluntaria (en Canadá, ¡valoran un montón el voluntariado!), me seleccionaron.

Allí, viví una de las experiencias laborales más retadoras. Sin embargo, ha sido una de las más satisfactorias.

Bosques en Canada
Mi chico pasándoselo pipa en el puente colgante de Lynn Canyon.

¿Qué opiniones tienes de GrowPro? ¿Cómo conectaste con nosotros?

Cuando sales de tu zona de confort, te arriesgas y abres más la mente, ¡suelen ocurrirte cosas maravillosas!

Tengo muy buenas opiniones de GrowPro y conecté con ellos por casualidades de la vida. Esta es una empresa española que envía a personas de todo el mundo a estudiar y a trabajar en Australia, en Canadá, en Irlanda, en Malta y en Nueva Zelanda.

Me pareció un proyecto muy emocionante y ¡me enganchó desde el principio! Tanto así que, ahora, ¡soy parte del equipo de GrowPro en Canadá! Trabajo como Business Developer con la intención de ayudar a personas como tú y como yo a vivir una gran experiencia en este maravilloso país.

opiniones-de-growpro
Estábamos de camping en plena naturaleza.

¿Qué reflexiones te dejó tu viaje a Canadá?

Me mudé a Canadá con la incertidumbre de si encontraría o no un trabajo que me llenara y con ahorros limitados, pero ¡con mucha energía! Ahora, vivo feliz en una de las ciudades más increíbles del planeta, tengo un grupo de amigos estupendos y hacemos planes cada fin de semana. ¡Estoy viajando por todo el alrededor!

Además, vivo muy feliz con mi chico. Bueno, es mi marido ahora, porque ¡nos casamos aquí, en Vancouver!

¿Qué cursos recomiendas para estudiar y trabajar en Vancouver? 

Espero que, al haber leído mi historia, tengas ganas de vivir la tuya propia. Sin duda, Canadá es un gran país y, si tienes la posibilidad de venir, ¡aprovéchala! Lo difícil es empezar, investigar y dar el primer paso. Por eso, quiero compartirte 3 ideas para que ¡comiences cuanto antes!

La opción más sencilla para trabajar en Canadá es como estudiante, haciendo un curso oficial. Hay programas de diversas temáticas y seguro que encuentras uno que se alinee con tus intereses profesionales.

Con las 3 opciones que te propongo a continuación, es posible estudiar y trabajar a la vez. ¿¡Qué más puedes pedir!? Esta es tu oportunidad de formarte, de conocer gente nueva y de vivir una gran aventura costeando tú mismo los gastos.

Estudiar Deportes

Si eres un amante de los deportes y te gusta la actividad física, la montaña y la nieve, estos cursos son para ti.

Canadá es el paraíso de los deportes de invierno y de aventura. Por eso, estos cursos te dan la posibilidad de formarte como profesional en este rubro para que trabajes, por ejemplo, de monitor en una pista de esquí.

Estudiar Hostelería

La hostelería es un sector que mueve muchos empleos en Canadá, así que es fácil encontrar trabajos dentro de esta industria.

Sin embargo, si quieres conseguir empleos más cualificados, estos cursos podrían ayudarte. Se tratan de programas de 3 meses en adelante que incluyen prácticas remuneradas. Cuanta más experiencia reúnas para trabajar en el sector de la hostelería, ¡mucho mejor!

Y, si lo tuyo es trabajar de cara al público, ¡no te lo pienses más!

Estudiar Negocios

En cambio, si el mundo del emprendimiento y de los negocios es lo tuyo, estos cursos son la mejor opción para ti.

Con estos programas, puedes estudiar las principales áreas de la industria de los negocios: marketing, comunicación, contabilidad, emprendimiento… Además, tienes la posibilidad de compaginar tus estudios con un trabajo que te permita costear tus gastos.

¿Quién sabe? Puede que te decidas y que ¡montes tu propio proyecto emprendedor luego de terminar tu curso!

Bien, ya que conoces la experiencia de Olga y sus reviews de GrowPro Experience, ¿quieres vivir esta aventura? Entonces, selecciona el curso que quieras hacer y organicemos tu viaje a Canadá. ¡Nos vemos aquí, futuro grower!

Guía para estudiar y trabajar en Canadá

Sobre el autor

Josean Muñoz

Viajero empedernido y probador de comidas del mundo profesional. Con más de 12 años trabajando en el mundo del Marketing, es desde hace 5 años el CMO de GrowPro. Cuando no está viajando lo podrás encontrar en el cine, viendo una serie o leyendo.