Canadá

Isla del Príncipe Eduardo | Sorpréndete como nunca

Tatiana Forero Rubiano

La isla del Príncipe Eduardo es la más pequeña de las 10 provincias que conforman el territorio de Canadá. Junto con los 3 territorios, forman las 13 entidades federales de Canadá. Esta isla tiene una extensión de 5.660 km, y el turismo, la agricultura y la pesca, son sus principales reclamos.

Comúnmente abreviada como PE, la isla del Príncipe Eduardo es una isla en el Océano Atlántico y es la cuarta entidad menos poblada. Su capital es Charlottetown, la cuna de la Confederación Canadiense. Recientemente fue unida al continente americano mediante el Puente de la Confederación.

Esta isla forma parte de los 20 parques nacionales de Canadá que no puedes perderte si te preparas para ir a vivir, trabajar o estudiar en el país, ya que te ayudará a disfrutar su naturaleza de una manera diferente.

Parque Nacional de la Isla del Príncipe Eduardo

parques-nacionales-de-canada

Establecido en 1937, el Parque Nacional del Príncipe Eduardo tiene una extensión de 22 km cuadrados y se establece en la costa norte de la isla, frente al Golfo de San Lorenzo.

En este parque hay playas de arena roja y arena blanca, dunas y bosques que forman un paisaje extraordinario. Habitan multitud de distintas especies de plantas y animales, incluyendo por ejemplo el golfo de St. Laurence, que se encuentra en amenaza de extinción.

Puedes practicar distintas actividades como el senderismo, ciclismo, golf, o simplemente investigar y recorrer lugares nuevos.

En este parque también encontrarás recursos culturales, como por ejemplo como Green Gables, que forma parte del Sitio Histórico Nacional L.M. Montgomery’s Cavendish, y el Sitio Histórico Nacional Dalvay-by-the-Sea.

También está el Greenwich Interpretation Centre, que cuenta con 20 exhibiciones interactivas y multimedia.

A este parque nacional se le añadieron 6 kilómetros más, correspondientes a la península de Greenwich. Esto con el fin de proteger las formaciones de dunas, las especies de plantas más exóticas del lugar, los animales que en él habitan y todos los hallazgos arqueológicos que datan de hasta 10.000 años atrás.

¿Cómo llegar?

Tienes dos puntos de partida:

Desde Borden-Carleton hasta Cavendish, siguiendo la autopista Trans-Canadá hasta la Ruta 1A a través de Kensington, siguiendo por la Ruta 6 hasta Cavendish.

Desde Wood Islands hasta Brackley, tomando la autopista Trans-Canadá hasta Charlottetown, siguiendo la Ruta 2, luego la Ruta 15 cruzando la entrada Brackley al Parque Nacional Isla Príncipe Eduardo.

Otros increíbles lugares que ver en la isla

1. Confederation Centre of the Arts

In la Isla del Príncipe Eduardo se ubica este Centro de Artes que ocupa una manzana entera de la ciudad. En el centro tiene una galería de arte y cinco teatros. Aquí puedes ver la obra musical de Ana de los Tejados Verdes.

Dependiendo de la época del año en la que acudas, podrás asistir a distintos festivales.

La galería de arte, posee exposiciones que son itinerantes y una exposición que es permanente que incluye las mejores obras canadienses.

2. Tejados verdes

isla del príncipe eduardo

Aquí viene la historia de Ana de los tejados verdes. ¿Por qué? Sólo tienes que darte una vuelta por el llamado Green Gables Heritage House para entenderlo, ya que el tejado de esta casa es de color verde y se ha hecho tan famoso que ya es considerado patrimonio nacional.

Esta casa de tejado verde es la que inspiró a L. M. Montgomery para ser el escenario de sus novelas. Es muy recomendable recorrer los pasillos y las habitaciones de esta casa victoriana, que fue restaurada acorde a los años 1800.

Podrás pasear por los senderos de los “Bosques Encantados” y del “Abeto Hueco”, dos de los sitios que se describen en los libros de Montgomery.

3. Confederation Trail

Isla PE/ Confederation trial

Se trata de un sendero de 270 millas y es apto para hacer una buena caminata o ir en bicicleta.

Cuenta con una vía férrea que recorre de una punta de la isla a la otra. Hay muchísimos ciclistas que se aglomeran en este larguísimo sendero, y en él encontrarás a guías locales para ayudarte en lo que necesites.

El sendero pasa por varias comunidades a la orilla del mar, por lo que puedes bajar, comer algo, pasear por sus calles, y cuando hayas descansado un poco emprender de nuevo el sendero.

4. Puente Confederation

Isla PE / Puente de la Confederacion

Este puente tiene un total de recorrido de 8 millas el equivalente a casi 13 kilómetros y es considerado como una obra maestra de la ingeniería. De hecho, es el puente más largo del mundo que atraviesa aguas cubiertas de hielo.

“Fixed Link” es como comunmente se le conoce, ya que conecta la isla del Príncipe Eduardo con New Brunswick y el resto de Canadá.

Gracias a este puente, puedes acceder a la isla del Príncipe Eduardo en coche en lugar de en ferry obligatoriamente, y además existe un shuttle que lleva pasajeros y personas con bicicleta a través del puente a diario.

Otros parques de Canadá

isla del príncipe eduardo

Los parques nacionales de Canadá, además de resultar abundantes, son lugares repletos de historias y paisajes impresionantes. Tanto es así, que la mayoría de ellos han sido declarados Patrimonios de la Humanidad en Canadá.

Por ejemplo, tienes el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, en la Columbia Británica y en Alberta.

O podría interesarte recorrer el Parque Nacional Yoho o el Parque Nacional Jasper, que tienen una exuberante naturaleza.

Si estás de visita por Vancouver, ¡date una escapada al Parque Nacional Kootenay! Tus ojos te lo agradecerán.

Bueno, otra parada imprescindible es el Parque Nacional Fundy y el Parque Nacional Banff. ¡Este último es uno de los atractivos más visitados de Norteamérica!

Si te gusta el mar y la fauna marina, ¡el Parque Nacional Marino Saguenay Saint Laurent es un sitio que no te puedes perder!

Aunque, si de agua se trata, el Parque Nacional Waterton Lakes con sus lagos y cascadas es el paraíso.

Al igual que el Parque Nacional Thousand Island, un complejo de 1000 islas que ¡puedes recorrer en bote.

Y, para ver imponentes glaciares, el Parque Nacional Kluane es una parada obligatoria. ¡No dejes tu cámara!

Hasta aquí llega nuestro artículo dedicado a la isla del Príncipe Eduardo, un lugar que no tiene comparación con ningún otro. Si tienes la suerte de poder viajar a Canadá, ¡te recomendamos que tomes buena nota de todos estos lugares mágicos!

Pero ¿por qué no sacarle más provecho a este viaje? Por ejemplo, haciendo un curso de inglés.

Para empezar, no hace falta que lidies con la burocracia, porque puedes hacer uno de estos cursos de inglés intensivos con una visa de turista.  Además, con solo dedicar unas horas al día, subes de nivel de forma considerable y mejoras tus habilidades de forma muy efectiva.

Y piensa que volver a casa con un certificado internacional le dará mucho valor a tu currículum y te permitirá desarrollar mucho más tu perfil profesional.

Si quieres saber cómo vivir esta experiencia, solo selecciona un curso y llena un formulario. Así, te contactamos para darte toda la información que necesites y nos ponemos manos a la obra. ¡Nos leemos, futuro grower!

Sobre el autor

Tatiana Forero Rubiano

Tatiana Forero es internacionalista de la Universidad de La Salle de Bogotá. Al graduarse, viajó como mochilera por Canadá, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Brasil. Allí, mientras hacía una pasantía en Marketing Digital, descubrió su pasión por escribir sobre viajes, tradiciones y gastronomía. Desde 2018 se ha especializado en Content Marketing y, actualmente, trabaja como editora de nuestro blog. Es foodie, amante de la música y de los capítulos viejos de Los Simpsons. Cuando no está escribiendo, está planeando su próxima escapada en moto o experimentando con su tambor alegre y su guitarra.