Canadá

Parque nacional Kluane | Asómbrate en una naturaleza salvaje

Tatiana Forero Rubiano

Parte crucial de a estudiar en Canadá es recorrer alguno de sus 20 parques nacionales. Gran parte del territorio está compuesta por una naturaleza exquisita, poco explorada y que sin duda te maravillará. Uno de ellos es el parque Nacional Kluane un lugar de ensueño, de esos que no puedes dejar pasar.

En este artículo te traemos lo más suculento de los atractivos de este parque, en una selección que te permitirá hacerte una buena idea de lo que es esa zona maravillosa. ¿Te vienes?

Algunos datos clave

historial-del-parque-nacional-kluane

Comencemos por el principio. Este parque se encuentra en la costa oeste de Canadá, particularmente en la zona denominada Yukón.

Cuenta con una extensión de más de 22 mil kilómetros cuadrados y nos ofrece unas vistas de lo más interesantes, debido a su exquisita composición geológica. Más del 80% de su superficie está cubierta por montañas y glaciares, por lo que sin duda tendrás unos paisajes inolvidables.

Dentro de sus particularidades, podemos mencionar que entre las miles de montañas que tiene en su interior, el parque nacional Kluane cuenta con la presencia de la más alta de todo Canadá, el monte Logan del que hablaremos más adelante, tranquilidad.

Otro dato interesante es el origen de su nombre. Como sabrás, Canadá es una tierra que contaba con gran presencia de pueblos originarios y de allí provienen gran parte de los nombres de estos lugares.

En el caso particular del parque nacional Kluane, lo podemos traducir como “lago con muchos peces”.  Anótalo!

Asimismo este parque forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y resulta un paraje natural de ensueño. Además de la inmensidad de sus montañas y su territorio, aquí habitan alrededor de 100 especies de aves y animales, entre los que encontramos al oso grizzli, el oso negro o el caribú.

Así que vete con cuidado.

Qué ver en el Parque Nacional Kluane

Monte Logan, las más alta de Canadá

monte-logan-parque-nacional-kluane

Y bueno, llegó el momento y como dicen por ahí, lo prometido es deuda. Como ya te lo adelantamos, esta montaña es la más alta de Canadá con unos impresionantes 5959 metros de altura sobre el nivel del mar.

Eso es casi el doble de la altura del monte Teide, el más alto de España.

Esta montaña se ubica en el sector suroccidental del Territorio de Yokún, y forma parte de los denominados montes San Elías, esos que delimitan con la frontera de Alaska. Si, así de al norte están.

Este es un imperdible, no solo por su magnitud, sino porque desde aquí nacen los glaciares de Logan y Hubbard.

Y por si fuera poco se estima que este monte cuenta con la circunferencia de base más grande de cualquier montaña no volcánica de todo el planeta, dando forma a un macizo de 11 picos que están por encima de los 5000 metros sobre el nivel del mar.

Lago Katheleen

lagos-de-canada

Otro de nuestros imperdibles son las orillas del Lago Katheleen. Se trata de un lugar ideal para un buen relajo y hacer diferentes actividades. Por ejemplo, se pueden contratar botes para recorrer sus aguas, buscar un lugar para hacer un picnic y hay espacios habilitados para acampar.

Eso si, habrá que respetar un horario ya que tan solo se permite la acampada entre los meses de mayo- finales de septiembre. Y pues tiene algo de sentido…El frío.

Red de senderos

senderismo-en-canada

Para no perdernos ninguno de los atractivos del parque, lo más recomendable es recorrer su extensa red de senderos. Algunos avanzan a lo largo del Lago ST. Elias, por la meseta Bullion, por el Cottonwood o por el Koakanee.

En algunas de estas rutas también se puede montar a caballo o, incluso, en aquellas que pasan por lagos podremos hacer actividades de navegación. Todo un panorama.

Naturaleza

fauna-de-canada

Como te podrás imaginar, la ubicación del parque nacional Kluane hace que su ecosistema sea un espectáculo digno de apreciar y de fotografiar hasta que la memoria de tu iPhone explote. Aquí la fauna tiene la particularidad de albergar a especies de hábitat ártico.

Aquí, como ya te mencionamos conviven más de cien especies de animales. Entre lo más destacados aparecen los lobos, ovejas, ardillas de campo, caribú, o los que ya hemos comentado anteriormente. Un escenario al más puro estilo de The Revenant…

Glaciar Rock

glaciar-rock-parque-nacional-kluane

Si el monte Logan es el rey de las montañas de este parque, el glaciar Rock hace lo suyo en su categoría. Y es que no se trata solo de un gigantesco bloque de hielo, sino que desde aquí puedes tener unas panorámicas increíbles.

Esto debido a que desde este punto, puedes tener una panorámica de todos los montes y glaciares del parque.

Ya lo sabes, guarda algo de batería para este espectáculo.

Aldea de Klushu

pueblos-de-canada

En los alrededores del parque también es posible visitar la aldea de Klushu. Es una aldea nativa que consiguió una gran reputación debido a su especialización en la pesca del salmón. Un lugar en el que podrás respirar una sensación auténtica sin igual.

Otros parques de Canadá

Los parques nacionales de Canadá, además de resultar abundantes, son lugares repletos de historias y paisajes impresionantes. Tanto es así, que la mayoría de ellos han sido declarados Patrimonio de la Humanidad en Canadá.

Si quieres descubrirlos en mayor profundidad, te proporcionamos toda la información detallada de los mejores parques de Canadá.

Puedes continuar tu viaje en el Parque Nacional Yoho o el Parque Nacional Jasper, que tienen una exuberante naturaleza.

O, si estás de visita por Vancouver, ¡date una escapada al Parque Nacional Kootenay! Tus ojos te lo agradecerán.

Otra parada imprescindible es el Parque Nacional Fundy. O las 1000 islas si quieres dar un paseo en bote y disfrutar hermosos paisajes.

Si te gusta el mar y la fauna marina, ¡el Parque Nacional Marino Saguenay Saint Laurent es un sitio que no te puedes perder!

Aunque, si de agua se trata, el Parque Nacional Waterton Lakes con sus lagos y cascadas es el paraíso.

Al igual que la Isla del Príncipe Eduardo, un paraje lleno de naturaleza y de atractivos históricos que no deberías dejar de conocer.

Y, para ver imponentes glaciares, el Parque Nacional Jasper es una parada obligatoria. ¡No dejes tu cámara!

También, tienes el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, en la Columbia Británica y en Alberta.

O, si quieres darte una escapada a la playa, el Parque Nacional Pacific Rim es el point ideal en el verano.

Otros parques hermosos son el Parque Nacional La Mauricie, en la provincia de Quebec. Y el Parque Nacional Bruce Peninsula, donde puedes nadar en playas cristalinas.

O puede que prefieras recorrer el Parque Nacional Banff o el Parque Nacional Gros Morne, donde puedes hacer senderismo, acampar y disfrutar la naturaleza.

Bien, ya sabes todo sobre el Parque Nacional Kluane, así que ¡lánzate a la aventura! Canadá está llena de este y de otros lugares increíbles para visitar, así que no te arrepentirás nunca de haber hecho este viaje.

En especial, ¡si aprovechas tu viaje a Canadá para estudiar inglés unas semanas! Créenos, es una oportunidad que deberías aprovechar.

Y no hace falta que hagas demasiados trámites ni que le dediques demasiado tiempo. Porque, con tu visa de turista, puedes hacer uno de nuestros cursos intensivos de inglés.

Y, con solo estudiar un par de horas al día, puedes ganar mucha fluidez en el idioma en muy pocas semanas. Además, tener un certificado internacional que anexar a tu currículum no suena mal. O ¿sí?

Si te interesa vivir esta experiencia, solo tienes que seleccionar un curso y llenar un formulario. Así, te contactamos y te damos más información y asesoría para que hagas este viaje tan inolvidable.

¡Nos vemos en Canadá, futuro grower!

Sobre el autor

Tatiana Forero Rubiano

Tatiana Forero es internacionalista de la Universidad de La Salle de Bogotá. Al graduarse, viajó como mochilera por Canadá, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Brasil. Allí, mientras hacía una pasantía en Marketing Digital, descubrió su pasión por escribir sobre viajes, tradiciones y gastronomía. Desde 2018 se ha especializado en Content Marketing y, actualmente, trabaja como editora de nuestro blog. Es foodie, amante de la música y de los capítulos viejos de Los Simpsons. Cuando no está escribiendo, está planeando su próxima escapada en moto o experimentando con su tambor alegre y su guitarra.