La isla sur de Nueva Zelanda es mundialmente famosa por sus montañas nevadas, amplias llanuras y grandes lagos de intenso azul. Cerca de la costa este, en la región de Otago, encuentras el maravilloso lago y pueblo de Wanaka. Este es destino obligado no sólo para quienes buscan explorar el paisaje neozelandés, sino también para amantes de los deportes extremos y las fiestas hasta el amanecer.

Esta hermosa zona lacustre, situada en el corazón de los alpes del sur, es la sede de una amplia variedad de actividades para cada estación. Festivales de música en verano; skiing y snowboarding en invierno; ciclismo de montaña y caminata en primavera, así como un colorido paisaje para fotos inolvidables en otoño.

Por si fuera poco, el pueblo Wanaka, situado en la ribera sur, ofrece a los turistas galerías de arte, tiendas, mercados, cafés, restaurantes de primera, accesibles food-trucks, cervecerías artesanales, agencias de guías turísticas y variedad de hoteles.

Si ya estás planeando pasar una temporada en Nueva Zelanda, para trabajar o estudiar, tienes que considerar una visita al Wanaka.

En GrowPro Experience, te presentamos una guía sobre este sitio, con información útil, que seguramente te dejará con ganas de tomar la mochila y emprender el camino.

Historia y curiosidades del lago Wanaka

Historia y curiosidades del lago Wanaka

El lago Wanaka existe hace unos 10 mil años, sobre un valle esculpido por el retroceso de los glaciares al final de la Edad de Hielo.

Hasta principios del siglo XIX, las tribus del pueblo maorí, que es el más antiguo de Nueva Zelanda, cruzaban esta zona a bordo de botes durante la primavera. Lo hacían para llegar a la costa oeste, quedarse a cazar aves y pescar durante la estación.

De hecho, el nombre Wanaka es de origen maorí y, traducido al español, significa “El lugar de Anaka”, quien fue uno de los jefes tribales.

Desde 1973, el Wanaka está protegido por la ley neozelandesa que instituyó un consejo de “guardianes”. Sus miembros son designados por el Ministerio de Conservación y su tarea es plantear acciones para proteger el ecosistema.

Este lago es el cuarto más grande de Nueva Zelanda. Cuenta con una superficie de 193 kilómetros cuadrados, que equivale a 27 mil campos de futbol, así como una profundidad de hasta 300 metros.

Sus principales fuentes de agua son los ríos Matukituki y Makarora. A su vez, él alimenta al río Clutha, que desemboca en la costa este.

Una de las maravillas naturales que llamará tu atención tan pronto llegues a la costa será, sin duda, el Wanaka Tree: un sauce que, desde hace casi un siglo, crece estoicamente sobre las aguas del lago.

Este árbol se ha convertido en un símbolo neozelandés, pero su preservación se ve amenazada por la llegada de miles de turistas de todo el mundo que, sin el debido cuidado, corren a tomarse selfies junto a él. No dejes de llevarte un recuerdo en fotografía, pero procura una distancia adecuada.

Cómo llegar al lago Wanaka

Cómo llegar al lago Wanaka

La forma más fácil de llegar a Wanaka es partiendo desde la ciudad de Queenstown. Esta se ubica a sólo 67 kilómetros del lago, donde puedes encontrar múltiples opciones para rentar autos o tomar autobuses.

Si tu idea es una escapada de fin de semana, te recomendamos viajar en autobús. En Queenstown, las líneas Ritchies e Intercity tienen corridas diarias al lago, con precios que van de 30 a 55 dólares neozelandeses.

El tiempo de llegada oscila entre una hora con 15 minutos y 2 horas y media, dependiendo si hay paradas intermedias o si el camino es directo.

Si partes desde Christchurch, en la isla sur, o desde Auckland, en la isla norte, lo mejor es que tomes un vuelo a Queenstown. La aerolínea Air New Zealand ofrece precios económicos por viajes redondos.

Para quienes estén pensando quedarse más de un día y una noche, lo recomendable es rentar un auto para explorar la zona a cabalidad y sin prisas. Adventure Car Rentals renta vehículos para dos o cuatro pasajeros a precios accesibles.

Desde Queenstown, sólo tienes que tomar la carretera estatal 6. Esta te lleva directo al pueblo de Wanaka, en poco más de una hora, a velocidad promedio de 80 kilómetros por hora.

Qué ver en el lago Wanaka

Wanaka Lake

Al llegar al pueblo de Wanaka, quizá te sientas abrumado por tanto que ver y hacer. En este caso, procede con lo más simple: ve directo a la bahía de Roy para dar una caminata y disfrutar del maravilloso paisaje, armado con tu cámara.

Siguiendo hacia el norte, llegarás a Eely Point Reserve, un popular parque público donde puedes instalarte para ir directo  a nadar, hacer un picnic y pasear por el lago a bordo de un bote motorizado o de remos.

Si quieres una experiencia de altura debes ir a Wanaka Parasailing para sobrevolar las aguas en un paracaídas arrastrado por un bote. También, con Wanaka Helicopters, consigues un panorama inigualable del lago y las montañas circundantes a 1.200 metros sobre sus aguas.

Para quienes vayan de visita por una temporada, la primavera les depara el delicioso Wanaka Beer Festival con comida y bebidas artesanales, procedentes de cervecerías locales y de toda Nueva Zelanda.

El verano es la estación del Rhythmn and Alps, del 29 al 31 de diciembre. Se trata de un concierto para recibir el año nuevo con una mezcla de rock, pop y electrónica en vivo, así como del Tuki Festival, en febrero, para disfrutar de las mejores bandas emergentes del país.

Otoño resalta por el Warbirds over Wanaka, un festival de tres días con exhibiciones y espectáculos de aviones históricos, que llegan de todo el país. También, por la inigualable oportunidad de captar el cambio de coloración de los árboles. 

Pero la diversión no sólo se encuentra al aire libre, pues en el pueblo de Wanaka encuentras lugares únicos en la región. Por ejemplo, el Museo Nacional del Automóvil y del Juguete y la galería de arte contemporáneo 33, así como tiendas de ropa, joyerías, vinerías y hasta un mercado de productos artesanales.

Qué hacer en el lago Wanaka

Qué hacer en el lago Wanaka

Con una de las redes de caminos y senderos más populares de Nueva Zelanda, la región de Wanaka resultará atractiva para los aficionados a explorar a pie, quienes pueden recorrer el Mount Iron Track. Se trata de una ruta que te concede espectaculares vistas panorámicas del lago y su vecino, el Hawea, así como de los valles y picos circundantes.

Los aficionados al ciclismo deben acudir a Wanaka Bike Tours, empresa dedicada a organizar expediciones para todas las edades y condiciones físicas.

En tanto, los iniciados no pueden perderse Deans Bank, una carrera abierta a todo público durante el verano para poner a prueba su resistencia en caminos escarpados y empinados.

Durante el invierno están disponibles 4 campos de ski, también ideales para snowboarding, a sólo 45 minutos en auto desde el pueblo: Treble Core, Cardrona, Snow Farm y Soho Basin.

Por su cercanía con el lago, el Mount Aspiring National Park, declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO, es un must visit por sus magníficos senderos y preciosas cascadas que puedes escalar con cuerda.

Más lugares que ver en Nueva Zelanda

Más lugares que ver en Nueva Zelanda

¿Estás impaciente por ponerte en camino a Wanaka? Ya tienes información suficiente para preparar tu viaje. Si quieres añadir otro destino a tu itinerario, el equipo de GrowPro Experience te invita a dar un vistazo a estos fascinantes sitios del país de los kiwis.

¿Quieres saber cómo pasar una temporada trabajando y estudiando en Nueva Zelanda? Anímate a hacerlo realidad con nosotros. Conoce algunas de las experiencias que tenemos preparadas y que están esperando por ti.