Canadá

Parque Nacional Yoho | 7 Lugares mágicos que debes visitar

Itzel Moreno

El Parque Nacional Yoho es uno de los numerosos parques nacionales de Canadá, y a pesar de ser el de menor extensión, es sin lugar a dudas el más fascinante de todos; uno de los lugares imprescindibles que ver en Canadá.

Situado en las faldas occidentales de las Montañas Rocosas Canadienses, en la provincia Columbia Británica,  su abrumadora belleza natural le valió ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

En su interior alberga una infinidad de paisajes mágicos que te robarán el aliento gracias a los lagos de aguas cristalinas y frondosos bosques combinados con el sonido del espectacular estruendo de las cascadas.

De hecho, su nombre mismo indica su espectacularidad: en la lengua de las tribus originarias de Canadá significa admiración y asombro. Por todo ello, en GrowPro queremos compartir contigo los parajes más espectaculares del Parque Nacional Yoho.

¿Nos acompañas? 

7 Lugares mágicos que debes visitar en el Parque Nacional Yoho

1. Lago Emerald, un paseo en canoa inolvidable

lago-esmeralda-canada

El Lago Emerald es uno de los lugares más idílicos que podrás ver en el Parque Nacional Yoho, por lo que se convierte en el punto de interés más visitado. Destaca especialmente por la tonalidad turquesa del agua y los infinitos bosques de pinos que lo rodean.

Hay varias maneras de disfrutar del lugar, por ejemplo recorriendo el sendero que bordea al lago a lo largo, de aproximadamente 5 kilómetros (te tomará unas 2 horas).

Sin embargo, y aunque el precio por hora de alquiler de una canoa sea bastante caro, sobre los 60$ CAD, también te recomendamos la experiencia para poder explorar el lago desde su propio epicentro.

Además, si tienes suerte, desde aquí podrás observar las famosas auroras boreales. ¡Inolvidable!

2. Field, el único pueblo en el Parque Nacional Yoho

atractivos-del-parque-nacional-yoho

Field es el nombre que recibe el único pueblo que podrás encontrar en el interior del Parque Nacional Yoho. Compuesto únicamente por cuatro calles, las casas de madera situadas entre el río y la montaña dotan al paisaje de un encanto muy especial, ¡te sentirás anclado en el pasado!

Si bien es cierto que el pueblo cuenta con una gasolinera, un cajero automático y algún que otro restaurante, no podrás encontrar un supermercado a menos de 80 kilómetros adentrándote en Banff.

Eso sí, en Field se encuentra el Centro de Información, por lo que te podrás hacer con un mapa físico y así planificar mejor las excursiones y rutas de senderismo que quieras hacer.

3. Cascada Takakkaw, la impresionante caída de agua

cascadas-en-canada

Con una impresionante caída de agua de más de 240 metros alimentada por el glaciar Daly (que forma parte del campo de hielo Waputik), la Cascada Takakkaw es una de las insignias y principales atracciones turísticas del Parque Nacional Yoho.

Su punto más alto alcanza los 284 metros desde la base, por lo que puede presumir de ser la segunda cascada más alta del oeste que ver en Canadá. Si quieres disfrutar al máximo de la naturaleza salvaje que te ofrece este paraje, ¡no te olvides el chubasquero!

4. Natural Bridge, el puente natural sobre el río Kicking Horse

atractivos-de-canada

El Natural Bridge es otra de las principales atracciones del Parque Nacional Yoho, un puente de roca natural situado sobre el río Kicking Horse que, generado a partir de la erosión, en un futuro probablemente terminará convirtiéndose en un cañón, ¡por lo que no dejes de visitarlo cuanto antes!

Si bien es cierto que se trata de un punto de parada habitual de los autobuses turísticos, aún con ello sigue mereciendo una visita.

Además, desde el mirador podrás acceder al comienzo de la ruta que lleva al Encuentro de las Aguas (Meeting of the Waters), donde se los ríos Amiskwi y Emerald se unen al río Kicking Horse; una zona espectacular donde pueden verse animales encantadores como los ciervos y los alces.

5. Lago O’Hara, la joya veraniega del Parque Nacional Yoho

que-ver-en-el-parque-nacional-yoho

El O’Hara Lake es un espacio especialmente protegido, por lo que su acceso es limitado, y sólo disponible en los meses de verano. Aunque puede llegarse en transporte público, hace falta organización y reservar con bastante antelación. Los billetes de ida y vuelta tienen un precio de 20$ CAD.

Si, por el contrario, optas por hacer el recorrido de 12 kilómetros, tendrás la opción de coger el autobús de vuelta de forma gratuita. Una vez allí, serás de la espectacularidad del paisaje, y contarás con dos hoteles y un camping donde podrás alargar tu visita hasta tres días.

6. Burgess Shale, uno de los yacimientos fósiles más importantes

que-ver-en-canada

Visitar el esquisto de Burgess, o Burgess Shale, es otra de las grandes actividades de interés que puedes tener en cuenta en tu visita al Parque Nacional Yoho. Se trata de una zona famosa por sus fósiles marinos, con una antigüedad superior a 500 millones de años.

Además, el hecho de que no sólo se conservaran esqueletos, sino también partes blandas de variadas criaturas, le convierte en uno de los yacimientos fósiles más importantes en el panorama internacional.

Con el objetivo de preservar la zona, ésta sólo puede ser visitada con guía y un máximo de 12 personas por excursión, cuyo precio aproximado ronda los 11$ CAD.

7. Wapta Falls, el lugar ideal para tomarse un descanso

que-ver-en-el-parque-nacional-yoho

El último de los lugares mágicos que ver en el Parque Nacional Yoho son las Wapta Falls, a las que se puede acceder fácilmente gracias al hecho de estar situadas a tan solo 2 kilómetros de la zona de estacionamiento.

Se trata de unas cataratas peculiares, puesto que a pesar de no destacar por su altura, de tan sólo 30 metros, tienen una gran amplitud de 150 metros, convirtiéndose en las cascadas más grandes del Kicking Horse River.

El agua va a parar a la base de una pequeña colina, un lugar ideal para disfrutar de un picnic o simplemente descansando, y se bifurca generando una pequeña isla en medio del río.

Otros parques que ver en Canadá para los amantes de la naturaleza

Los parques nacionales son realmente abundantes en Canadá, y esconden tanto historias como paisajes que bien merecen ser conocidos. No en vano, en su gran mayoría han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En GrowPro queremos que lo sepas todo sobre ellos. Así que si estás interesado, aquí tienes algunas de las propuestas más interesantes.

Puedes continuar tu viaje en el Parque Nacional La Mauricie o el Parque Nacional Jasper, que tienen una exuberante naturaleza.

Aunque, si estás de visita por Vancouver, ¡date una escapada al Parque Nacional Kootenay! Tus ojos te lo agradecerán.

Otra parada imprescindible es el Parque Nacional Fundy. O las 1000 islas si quieres dar un paseo en bote y disfrutar hermosos paisajes.

Si te gusta el mar y la fauna marina, ¡el Parque Nacional Marino Saguenay Saint Laurent es un sitio que no te puedes perder!

Aunque, si de agua se trata, el Parque Nacional Waterton Lakes con sus lagos y cascadas es el paraíso.

Al igual que la Isla del Príncipe Eduardo, un paraje lleno de naturaleza y de atractivos históricos que no deberías dejar de conocer.

Y, para ver imponentes glaciares, el Parque Nacional Kluane es una parada obligatoria. ¡No dejes tu cámara!

También, tienes el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, en la Columbia Británica y en Alberta.

Si quieres darte una escapada a la playa, el Parque Nacional Pacific Rim es el point ideal en el verano.

Otros parques hermosos son el Parque Nacional Forillon, en Quebec. Y el Parque Nacional Gros Morne, que tiene una playa y muchos senderos.

O puede que prefieras recorrer el Parque Nacional Banff o el Parque Nacional Gros Morne, donde puedes hacer senderismo, acampar y disfrutar la naturaleza.

Aunque una opción interesante si buscas diversión y adrenalina en la naturaleza son los Territorios del Noroeste. ¡El parque es precioso!

Bueno, podrías cerrar tu viaje con broche de oro yendo al Parque Nacional Bruce Peninsula. Con sus playas y sus imponentes montañas, ¡te enamora a primera vista!

Bien, ya sabes todas las maravillas que encierra este parque y conoces otros lugares increíbles que puedes visitar, así que ¡vente! Pero ¿por qué no sacarle más provecho a este viaje? Por ejemplo, haciendo un curso de inglés, lo que podría traerte muchos beneficios.

Para empezar, no hace falta que lidies con la burocracia, porque puedes hacer estos cursos intensivos de inglés con una visa de turistaAdemás, con solo dedicar unas horas al día, subes de nivel de forma considerable y mejoras tus habilidades de forma muy efectiva.

Y piensa que volver a casa con un certificado internacional le dará mucho valor a tu currículum y te permitirá desarrollar mucho más tu perfil profesional.

Si quieres saber cómo vivir esta experiencia, solo selecciona un curso y llena un formulario. Así, te contactamos para darte toda la información que necesites y nos ponemos manos a la obra. ¡Nos leemos, futuro grower!

Sobre el autor

Itzel Moreno

Itzel es Licenciada en Comunicación, egresada de la Universidad del Valle de México, y también cursó la carrera de Actuación en Casa del Teatro y CasAzul Argos (México). Formó parte del Programa de Escritura Creativa en el Claustro de Sor Juana y cuenta con dos especializaciones en guion cinematográfico por Bande A Part, en Barcelona, España. Su pasión con las letras la ha impulsado a escribir y dirigir teatro, y también cine. Además, ha trabajado como Copywriter en diversas agencias de publicidad como DDBH y es Content Manager de GrowPro.