Estados Unidos

Pros y contras del sistema sanitario estadounidense | ¡Conócelos!

Itzel Moreno

La salud es uno de los temas principales cuando se habla de la calidad de vida de un país. Al vivir en Estados Unidos, muy probablemente te preguntes cómo funciona y qué tan bueno es. Para despejar esas dudas te vamos a contar cuáles son los pros y contras del sistema sanitario estadounidense.

Primero te explicaremos cómo está estructurado y, a partir de ahí, conocerás las ventajas y desventajas del sistema de salud en Estados Unidos. Así que, si tienes planes de viajar a Norteamérica por un periodo largo, ¡enhorabuena! Hazte un café, acomódate y lee con atención.

¿Cómo funciona el sistema sanitario estadounidense?

sistema-sanitario-estadounidense

Antes de establecer los pros y contras del sistema sanitario estadounidense, es conveniente entender cómo funciona. A diferencia de muchos otros países que son potencias económicas, la salud en Estados Unidos no es universal propiamente.

El sistema sanitario estadounidense es manejado estructuralmente por empresas privadas con intervención limitada del gobierno federal y estatales. Recuerda que la política en Estados Unidos se divide en tres niveles: federal, estatal y local (condados y municipios).

A diferencia de países como Malta, por ejemplo, donde el Estado garantiza el servicio de sanidad para todos sus habitantes, en Estados Unidos la mayor parte de la población está afiliada a aseguradoras de salud privadas. Pero veamos más datos clave para entender el sistema sanitario estadounidense.

Hay tres formas de afiliarse al sistema sanitario estadounidense: Seguros privados, a través de un empleador y los programas del gobierno. Medicare y Medicaid son los programas de salud que provee el gobierno federal y los estatales.

El 55% de habitantes están asegurados en el sistema sanitario estadounidense a través de sus empleadores, aunque no sea obligación de estos. Más del 90% de estadounidenses están asegurados, de los cuales el 67% tienen seguros privados de salud y el 34% está afiliado a Medicare o Medicaid.

Cualquier persona, cuyos padres estén asegurados, se beneficia hasta los 26 años de edad. Entre un 12% y 15% de estadounidenses no tiene seguro médico. La cifra aumentó con la pandemia de Covid 19.

La cobertura de salud es universal para todas las personas mayores de 65 años.
Estudia en Estados Unidos

¿Qué es el “Obamacare”?

En 2010, fue promulgada la Ley de Cuidado de Salud Asequible o Affordable Care Act (ACA), también conocida como “Obamacare”. Esta ley tenía como objetivo proporcionar cobertura de seguro de salud al alcance de todos los estadounidenses.

La ley ACA también fue diseñada para proteger a los consumidores de las tácticas de las compañías de seguros que podrían aumentar los costos de los pacientes o restringir la atención, por lo que millones de estadounidenses se han beneficiado al recibir su seguro médico.

Aunque tuvo varios intentos de ser derogada, esta ley trajo cambios consigo y marcó un hito importante en la salud de Estados Unidos. Por eso, es importante tomarla en cuenta a la hora de enumerar los pros y contras del sistema sanitario estadounidense.

Pros y contras del sistema sanitario estadounidense

pros-contras-sistema-salud-estadounidense

Una vez entendido cómo funciona el sistema sanitario estadounidense, podemos deducir sus ventajas y desventajas. Desde luego, y como en todos los países, el sistema de salud tiende a ser más complejo como para que entre en este artículo.

Sin embargo, siempre puedes encontrar información detallada en sitios web como el de la OMS o en el portal oficial del Departamento de Salud de los Estados Unidos de América. Ahora sí, vayamos a los pros y contras del sistema sanitario estadounidense.

Ventajas del sistema de salud en Estados Unidos

Veamos cuáles son los puntos a favor del sistema sanitario estadounidense. La mayoría de estas ventajas tomaron fuerza a partir del Obamacare del 2010, por lo que notarás que lo mencionamos en la mayoría de estas.

1. La mayoría de estadounidenses tienen seguro de salud

Si bien la sanidad en Estados Unidos no es universal, las cifras indican que la gran mayoría de ciudadanos estadounidenses cuentan con una cobertura de salud, ya sea privada, por los programas gubernamentales o por trabajar en Estados Unidos de manera formal.

Asimismo, más de 16 millones de estadounidenses obtuvieron cobertura de seguro de salud dentro de los primeros cinco años de la ACA (Affordable Care Act). Entre ellos, los adultos jóvenes constituyen un porcentaje importante de personas beneficiadas.

2. El seguro de salud es más asequible para muchas personas

La cobertura de seguros no es gratuita, pero la gente ahora tiene una oferta más amplia de cobertura. El programa Medicaid, por ejemplo, está diseñado para familias con sueldos básicos, niños, mujeres embarazadas y personas con discapacidades.

La ACA también llegó con el objetivo de evitar que los aseguradores realicen incrementos de tarifas no razonables. Por su parte, las compañías de seguros ahora deben gastar por lo menos el 80% de las primas de seguro en mejoras de sus servicios médicos.

3. Las personas con condiciones de salud preexistentes pueden asegurarse sin problemas

La mayoría de las compañías de seguros no cubría el tratamiento para personas con condiciones de salud preexistentes, como el cáncer, por ejemplo. Antes de la ACA se hacía muy difícil para este sector de la población acceder a un seguro médico.

Esto se debía a que la enfermedad o lesión ocurrió antes de que estuvieran cubiertos por sus planes. Actualmente, no se le puede negar la cobertura por un problema de salud preexistente a ninguna persona.

4. La cobertura médica se extiende ilimitadamente

Antes de la ACA, las compañías de seguros establecen límites en la cantidad de dinero que gastarían en un paciente si este requería un tratamiento o internación. Por esto, las personas con problemas de salud crónicos se quedaban sin cobertura, como acabamos de verlo.

Sin embargo, actualmente las compañías de seguros médicos ya no pueden imponer un límite en la cobertura que brindan a sus afiliados. Esto significa las personas con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o problemas cardiacos, pueden estar aseguradas totalmente en los costos de sus tratamientos.

5. El sistema de salud es de gran calidad

La calidad de los servicios en el sistema sanitario estadounidense es bastante alta. Esto sucede debido a la fuerte inversión puesta por parte del gobierno federal como de las empresas privadas en la infraestructura de los hospitales.

A esto se le suma el alto nivel educativo del que también son parte los profesionales de la salud. Por eso, Estados Unidos puede presumir de tener un gran servicio de salud a pesar de su elevado costo.

Desventajas del sistema de salud en Estados Unidos

desventajas-sistema-sanitario-estadounidense

El otro lado del sistema sanitario estadounidense trae consigo ciertas desventajas. Entre los principales factores que intervienen en esta problemática están la desigualdad, la burocracia, la inflación e incluso las posturas políticas.

Como ya te mencionamos al inicio, la salud en Estados Unidos no tiene cobertura universal, por lo que se genera un debate permanente entre los defensores y detractores de esta modalidad.

Los defensores de que la salud sea manejada por el libre mercado argumentan que lo contrario sería atentar contra la libertad individual, por ejemplo. Veamos.

1. Las primas de los seguros son muy elevadas

La prima es el costo del seguro, la cual varía de acuerdo al plan médico que se quiere solicitar. En el actual sistema sanitario estadounidense, mientras se amplía la lista de beneficios que ofrecen las compañías de seguros, también se vuelve más elevado el costo.

Ten en cuenta que más de la mitad de estadounidenses están afiliados a aseguradoras privadas. Incluso en programas de salud pública, como Medicare o Medicaid, hay un monto mínimo y copagos que aportar.

2. Hay una multa por no tener seguro

Este fue un tema muy debatido en el ámbito político estadounidense. El objetivo del sistema sanitario estadounidense es que las personas estén aseguradas durante todo el año.

Una de las medidas que trajo el Obamacare es que si alguien no estaba asegurado por dos meses consecutivos y no obtiene una prerrogativa, debe pagar una multa correspondiente al 2% de los ingresos anuales.

Esto cambió con el tiempo, aunque ahora se aplica según el estado en el que se encuentre. En la actualidad, esta multa por no tener seguro en Estados Unidos está presente en 5 estados y un distrito:

  • California
  • Massachusetts
  • New Jersey
  • Rhode Island
  • Vermont
  • Columbia (distrito)

3. Los impuestos suben como resultado de la ACA

Varios nuevos impuestos fueron creados para ayudar a pagar la ACA, incluyendo los impuestos sobre las ventas de dispositivos médicos y farmacéuticos. Esto también provocó un aumento en el costo de vida en Estados Unidos.

También se creó impuestos adicionales para las personas con altos ingresos. El financiamiento del sistema sanitario estadounidense también proviene de los ahorros en los pagos de Medicare.

4. La inscripción y la atención puede ser complicada

La burocracia está presente incluso en el sistema sanitario estadounidense. La inscripción suele ser extremadamente masiva en programas como Medicaid. Pero este no es el principal problema, sino que estos seguros proporcionados por el gobierno no cubren especialidades como odontología u oftalmología.

Esto dificulta el acceso a una cobertura total del sistema sanitario estadounidense. Por otro lado, muchos proveedores de servicios médicos (clínicas, médicos particulares) prefieren no trabajar con Medicare o Medicaid, puesto que no les resulta redituable.

Estudia en Estados Unidos con GrowPro

estudiar-en-estados-unidos-growpro

Si llegaste hasta acá para conocer más sobre los pros y contras del sistema sanitario estadounidense, probablemente tengas en mente hacer maletas y volar a Estados Unidos. ¡Buenas noticias! ¡Con GrowPro puedes lanzarte a esta aventura en Norteamérica!

Todo empieza con un clic en cualquiera de nuestras experiencias en Estados Unidos para conocer los detalles. Nosotros te asesoramos de forma gratuita y te acompañamos en cada paso para que tú solo te preocupes por disfrutar.

¡No esperes más y conoce en primera persona cómo es la vida en Estados Unidos! Recorre y disfruta de las principales ciudades y date el gusto de cambiar y crecer. ¡Nos vemos en el norte!

Sobre el autor

Itzel Moreno

Itzel es Licenciada en Comunicación, egresada de la Universidad del Valle de México, y también cursó la carrera de Actuación en Casa del Teatro y CasAzul Argos (México). Formó parte del Programa de Escritura Creativa en el Claustro de Sor Juana y cuenta con dos especializaciones en guion cinematográfico por Bande A Part, en Barcelona, España. Su pasión con las letras la ha impulsado a escribir y dirigir teatro, y también cine. Además, ha trabajado como Copywriter en diversas agencias de publicidad como DDBH y es Content Manager de GrowPro.