Canadá

15 planes imperdibles que hacer en Winnipeg

Martín Chavesta
Martín Chavesta

Si planeas una visita a Canadá, más específicamente a la capital de la provincia de Manitoba, probablemente te estés preguntando qué hacer en Winnipeg. Es una ciudad con mucha riqueza cultural, tranquilidad y la típica amabilidad canadiense.

No será tan popular como Vancouver o Montreal, pero con estos 15 planes para disfrutar Winnipeg, comprobarás que no tiene nada que envidiarles. Manitoba es un lugar lleno de encantos y actividades para hacer durante todo el año y lo puedes comprobar.

Por eso, con ayuda de nuestros Experience Leaders en Canadá, te preparamos esta lista. Toma nota, empaca tu equipaje y ¡sube a bordo!

15 planes para hacer en Winnipeg durante tu visita

que-hacer-en-Winnipeg-Canada

Antes de empezar, te daremos algunos datos de interés para que sepas qué hacer y ver en Winnipeg cuando llegues. El clima, las distancias y la historia te pueden dar un primer panorama antes de tu visita. Por ejemplo:

  • Las temperaturas en invierno bajan hasta -18°C y es la ciudad más fría de Canadá.
  • En el otro extremo, en verano, es la segunda ciudad más soleada de Canadá, superada por Calgary.
  • Winnipeg es una palabra en idioma aborigen que significa “tierras fangosas”, porque la lluvia y la humedad son frecuentes.
  • La capital de Manitoba se encuentra al sur de la provincia, a casi 100km del límite con Estados Unidos.

Dicho esto, alista bien tu equipaje a Canadá y toma nota de estos 15 planes para hacer en Winnipeg.

1. Pasear por The Forks National Historic Site

Este es el casco histórico y punto de partida para saber qué hacer en Winnipeg. El nombre proviene de la confluencia de los ríos Rojo y Assinboine, que toman la forma de tenedor. Históricamente y por cuestiones geográficas, este fue el punto de intercambio comercial y, por tanto, de mayor riqueza.

Si vas en junio, específicamente el 21 de este mes, te encontrarás con el Día Nacional de los Pueblos Indígenas. La celebración es de las más importantes del país que tiene lugar en The Forks. Hay bailes, ceremonias y exhibiciones culturales para conocer de cerca la tradición canadiense de las Primeras Naciones indígenas.

Si no vas por estas fechas, no te preocupes. De todas formas, puedes pasear por el extenso parque a orillas del río, descansar y tener las mejores vistas.

2. Comer algo en el Mercado de The Forks

Ya que estás por ahí, un lugar imperdible para tu lista de cosas que hacer en Winnipeg es darte una vuelta por el histórico Mercado de The Forks. Se trata de una antigua construcción de almacenes convertida en centro comercial con patio de comidas de distintos estilos.

Pídete un Poutine, fish and chips y más ejemplares de la comida típica de Canadá, o bien unas galletas dulces, la comida es para todos los gustos. A veces las esperas son largas. Sin embargo, el lugar mismo es totalmente apto para andar sin apuros.

3. Visitar el Museo Canadiense de Derechos Humanos

Cerca de The Forks, se encuentra otra de las primeras cosas que hacer en Winnipeg: visitar el Canadian Museum for Human Rights. Es uno de los polos culturales más importantes de Canadá, debido a que se enfoca en una temática tan universal como los derechos humanos.

Puede que no suene muy divertido. Pero créenos, vale la pena. Si te interesa la arquitectura, la construcción te sorprenderá desde afuera. Pero eso no es todo, pues el lugar ofrece exhibiciones que tocan fibra por su sensibilidad: desde el Holocausto hasta lo ocurrido con los pueblos indígenas. Todo esto lo aprendes con visitas guiadas pero también con presentaciones artísticas.

La entrada actualmente está 18 CAD. Puedes ver más en el sitio web del Canadian Museum for Human Rights.

Nueva llamada a la acción

4. Separar un día en el FortWhyte Alive

Nada mejor que la naturaleza para desconectar un rato de la ciudad. El Fortwhyte Alive es ideal para esto y otro de los planes imprescindibles que hacer en Winnipeg. Es un extenso parque de más de 150 mil hectáreas abierto durante todo el año.

Aquí puedes realizar todo tipo de actividades al aire libre: caminatas, pesca, esquí, andar en bici o en canoa. También podrás ver animales como bisontes, venados, aves y roedores de campo. Todo un safari al estilo canadiense.

5. Conocer el barrio de San Bonifacio

El barrio francés de St. Boniface es de por sí un atractivo por su belleza urbana. Los sitios destacados de este vecindario son la Catedral de San Bonifacio, el bulevar Provencher, con muchas tiendas y cafés, el puente Provencher, el Windsor Park y el cementerio, donde yace el fundador de Manitoba, Louis Riel.

Si vas en febrero, presenciarás uno de los eventos más importantes de la ciudad, el Festival du Voyageur. En él se celebra la herencia y cultura francesa a través de música, danzas, artesanías, esculturas de nieve y exhibiciones de todo tipo, incluyendo ofertas de trabajo en Manitoba.

6. Pasar la Navidad en Winnipeg

navidad-en-canada

La Navidad en Canadá es algo que definitivamente se festeja en grande. Las ciudades tienen sus propios eventos y una de las mejores cosas que hacer en Winnipeg es venir en estas fechas para comprobarlo.

Puedes recorrer el Canad Inns Winter Wonderland. Es un espectáculo de luces navideñas dispuestas en un recorrido para disfrutar de la creatividad, los colores y el espíritu navideño al aire libre.

También puedes presenciar el desfile de Navidad en el Manitoba Hydro Santa Claus Parade. El recorrido de varias cuadras de la Portage Avenue se tiñe de rojo y verde para que grandes y chicos vean pasar a Papá Noel como estrella principal. Recuerda abrigarte mucho.

7. Recorrer el Assinboine Park y su zoológico

Visitar un zoológico puede ser el típico paseo para ver animales de Canadá. Pero la cosa es muy distinta en este lugar. Nunca podrás estar más cerca de uno oso polar que aquí, claro que a través de un cristal en los túneles subacuáticos. Este parque zoológico está a unos minutos del centro y es hogar de unas 1500 especies.

En el Assinboine Park también encontrarás una curiosidad relacionada con un oso famoso. Tiene que ver con la conexión entre Winnie Pooh y Winnipeg, pues no es casualidad que los nombres se parezcan. La estatua de bronce del Teniente Harry Colebourn junto al pequeño oso llamado Winnie es uno de los mayores atractivos de este parque.

Este cachorro de oso terminó en el zoológico de Londres e inspiró al autor británico de los libros de Winnie-The-Pooh, Alan A. Milne. La cadena de televisión canadiense CBS te lo explica mejor en este video.

8. Visitar el Museo de Manitoba

El Manitoba Museum es otro de los espacios culturales más grandes de la ciudad y que debes incluir en tu itinerario de planes que hacer en Winnipeg, Canadá. En sus nueve salas hay exposiciones permanentes sobre la historia de la Tierra, bosques boreales y un barco del siglo XVII. Además tiene un planetario.

El Museo de Manitoba es parte del Centennial Centre Corporation, un distrito cultural que agrupa los centros artísticos más importantes de la provincia. Entre ellos destacan el Centennial Concert Hall, el Royal Manitoba Theatre Centre y el Artspace.

9. Andar por el Exchange District

que-hacer-en-Winnipeg

Andar a pie es una experiencia distinta si lo haces por las calles del Exchange District. Si te preguntas qué hacer en Winnipeg sin tener que ir a muchos lugares, este es el mejor plan, ya que lo tiene todo.

El Distrito Financiero consiste en 20 manzanas llenas de edificios antiguos en el centro de Winnipeg. Hay arquitectura, arte, cultura, tiendas, restaurantes y bares. En otras palabras, el epicentro del entretenimiento en la ciudad. Si vas en invierno, verás el encanto de caminar con la nieve en las calles del Exchange District.

10. Participar en el Doors Open Winnipeg

Si viajas a Canadá en mayo, seguro llegas para el Doors Open Winnipeg. Se trata de un festival con recorridos guiados para conocer la historia de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Lo mejor de todo es que estas construcciones abren sus puertas al público gratuitamente para recorrer sus espacios y viajar en el tiempo.

Entre la gran cantidad de edificaciones para conocer por dentro durante el Doors Open, hay museos, catedrales y hasta cárceles antiguas. Si eres geek de la arquitectura y las historias, mejor anota ya este festival en tu lista de planes que hacer en Winnipeg cuando llegues.

11. Visitar la galería de arte de Winnipeg

Como has visto, la cultura y la naturaleza son protagonistas en esta ciudad. Otra visita obligatoria para hacer en Winnipeg es a la galería de arte (WAG), la más antigua de Canadá, fundada en 1912.

Cuenta con una colección de piezas permanentes que suman más de 27 mil obras, entre esculturas, pinturas, fotografías y cerámicas. El arte moderno destaca, pero aún más representativo es el arte inuit. De hecho, en 2021 abrieron el centro de arte inuit contemporáneo, llamado Qaumajuq.

12. Sorprenderte con la Red River Exhibition

El verano en Winnipeg se activa con la Red River Exhibition. Es el festival itinerante más grande del mundo, que ofrece atracciones para toda la familia. Incluye un parque de diversiones con más de 50 juegos, música en vivo, exposiciones agrícolas, granjas de animales y comida.

La Red River EX tiene lugar cada año en el mes de junio y dura una semana. Así que, si viajas solo, aprovecha para divertirte y conocer gente. Si viajas con amigos o familia, este plan es ideal.

13. Comer en Corydon Avenue

Si te gustó el Exchange District, entonces tampoco te pierdas un paseo por la avenida Corydon, considerada como la pequeña Italia de Winnipeg. Es un lugar para caminar sin apuro, mirar tiendas, galerías de arte y sentarse a almorzar al aire libre. Las opciones son muy variadas.

En el verano, la gente aprovecha para tomarse unos tragos en las terrazas de los bares. También hay pequeños conciertos con rock de los años 50, blues y jazz. Esto ocurre en julio y agosto, cuando el clima en Canadá es más amigable. Anótalo.

14. Presenciar el Festival Manito Ahbee

Conectar con la tradición indígena es, sin duda, algo que tienes que hacer en Winnipeg. El Festival Manito Ahbee es el evento más importante para conocer de cerca estas tradiciones, ya que celebra la cultura indígena y revaloriza su presencia en Canadá.

Manito Ahbee significa “donde el Creador se sienta” y el nombre hace referencia a un lugar en donde se reunían las Primeras Naciones. El festival, que dura unos cuatro días en mayo, es la mayor celebración con música, gastronomía, baile, artesanías y deportes.

15. Hacer el tour del código hermético

Si te gustan las películas de misterios y detectives, otra actividad imperdible que hacer en Winnipeg es el Hermetic Code Tour, que se realiza nada menos que en el edificio legislativo de Manitoba, en el centro de la ciudad. ¿Por qué aquí?

Más allá de la impresionante arquitectura, con estatuas de bisontes, la edificación contiene símbolos masones, jeroglíficos, códigos secretos y otros misterios que pasaron desapercibidos por más de 100 años a ojos de historiadores y visitantes.

El recorrido dura unos 90 minutos y hay varias empresas que lo ofrecen, empezando por unos 36 CAD por persona, como precio referencial.

Ten tu aventura de estudios en Canadá con GrowPro

growpro-canada

No terminaríamos de contarte qué hacer en Winnipeg, pero la idea es que lo descubras tú. Si Canadá está en tu radar de viajes, mejor aprovecha también para estudiar y trabajar. En GrowPro nuestra especialidad es ayudarte a hacerlo realidad.

Estudia Arte y Diseño en Canadá y profesionaliza tu amor por la cultura. Tenemos presencia en varias ciudades de Canadá con nuestros Experience Leaders. Cliquea, solicita más info y llena el formulario. Así te asesoramos y armamos una aventura hecha a tu medida.

Una gran comunidad de gente joven y aventurera como tú te espera en Canadá para acompañarte en tu aventura. Todo empieza con unos clics. ¡Nos vemos en el norte!

Sobre el autor

Martín Chavesta
Martín Chavesta

Martín es Comunicador Social especializado en contenidos para estudiar en el extranjero. Con más de 3 años en GrowPro, se ha vuelto un experto en Irlanda, así que ante cualquier recomendación, él te contará todos los secretos de ese destino. Además, se diagnosticó a sí mismo con cinefilia, curiosidad crónica y melomanía.

Loading comments...