Irlanda

7 maravillas de Irlanda que te harán amarla

Martín Chavesta

Decirte que Irlanda es un país mágico quedaría en simples palabras si no te mostramos por qué. Y parte importante de ese encanto gaélico reside en los paisajes y construcciones que reflejan la épica historia y tradición de estas tierras. Por eso, hoy te contamos sobre 7 maravillas de Irlanda que debes conocer sí o sí.

La también llamada Tierra de Éire es hogar de muchas leyendas y la gente más amable. Contarte todas sus virtudes nos tomaría una eternidad y la idea es que las descubras con tus propios sentidos.

Si quieres saber más, ¡no te pierdas lo que sigue más abajo!

7 maravillas de Irlanda que debes visitar

7-maravillas-de-irlanda

Si planeas ir de visita o en viaje de estudios, debes saber que este es un país con mucho por ver y sentir. No solo hablamos de las maravillas de Irlanda, también de la calidad de vida y las oportunidades profesionales. Pero de eso te hablaremos al final.

Con ayuda de nuestros Experience Leaders en Irlanda, hemos armado este top para que incluyas en tu itinerario. Nos dejamos de rodeos y te las presentamos ahora. ¡Toma nota!

1. Montañas de Wicklow

montanas-wicklow-irlanda

Para desconectar de la ciudad y respirar el aire más puro, nada mejor que ir hacia la cordillera. El Parque Nacional de las Montañas de Wicklow se encuentra en el sureste del territorio irlandés, a unos 50 kilómetros de Dublín.

Puedes perderte en sus 20 mil hectáreas disfrutando del paisaje y la vista impresionante de los 72 km de largo de la cordillera. Te encontrarás con los lagos Guinness y Lough Tay, entre otros atractivos.

Aquí también puedes visitar la famosa localidad de Glendalough, una de las maravillas de Irlanda brindadas por la naturaleza que simplemente es increíble.

¿Cómo llegar?

La mejor forma de llegar es con autobuses que salen de Dublín, usualmente desde la calle O’Neill, y tardan una hora aproximadamente en llegar. El boleto cuesta unos 8 EUR.

Nueva llamada a la acción

2. Acantilados de Moher

acantilados-de-moher

Los acantilados de Moher son de las maravillas de Irlanda por excelencia y uno de sus principales atractivos. No es para menos. Una cosa es ver una foto y otra estar en medio de tanta majestuosidad. Aquí, la naturaleza te recuerda que somos parte de ella y no al revés.

Dato curioso cinéfilo: Aquí se filmó una escena de Harry Potter y el Príncipe Mestizo.

La altura es de más de 200 metros, y desde allí puedes divisar las islas Aran y la bahía de Galway en un día despejado. El contraste entre el verde y el azul del mar es magnífico y altamente instagrameable.

¿Cómo llegar?

Los acantilados de Moher se encuentran cerca de la ciudad de Galway. Desde la estación principal salen buses que tardan 2 horas aproximadamente. El boleto cuesta alrededor de los 10 EUR.

3. La Calzada del Gigante

maravillas-de-irlanda-calzada-del-gigante

Si recorres la costa oriental del norte del país, te toparás con otra de las maravillas de Irlanda de origen natural. La Calzada del Gigante (o de Los Gigantes) es una formación rocosa que da pie a una curiosa leyenda:

Dos gigantes, Finn y Bennandoner tenían muchas rivalidades, quizá porque uno era irlandés y el otro escocés. Ambos peleaban a menudo y se arrojaban rocas entre sí. Sin darse cuenta, formaron así un puente con ellas.

Si te fijas, las rocas de la Calzada del Gigante tienen forma hexagonal y encajan perfectamente entre sí. Se trata realmente del enfriamiento de lava volcánica ocurrido hace unos 60 millones de años.

¿Cómo llegar?

Debes saber que este épico lugar se encuentra en el condado de Antrim, en Irlanda del Norte. Por lo que necesitas llegar a esta localidad primero. Recuerda que la moneda aquí es la libra esterlina.

4. Dun Aengus en las Islas Aran

maravillas-de-irlanda-islas-aran

No podía faltar la parte histórica entre las maravillas de Irlanda. Esta vez, se combina lo épico con lo natural en Dun Aengus. Se trata de un yacimiento que data de la Edad de Bronce, que incluye tumbas neolíticas y construcciones al borde de un acantilado.

¿Cómo llegar?

Las islas Aran se encuentran a unos 20 minutos de la bahía de Galway. Para llegar es necesario tomarse un ferry desde Dooling, a las afueras de la ciudad.

5. La península de Dingle

peninsula de dingle

La península de Dingle se encuentra en el extremo del suroeste irlandés. Aquí encontrarás de todo: 6.000 años de historia, playas, islas, vistas marinas, la carretera de montaña más alta del país y la atmósfera más bohemia y irish en el pueblo.

Otro dato curioso, que la convierte en otra de las grandes maravillas de Irlanda, es que aquí el sol se pone más tarde, debido a su ubicación. Ten en cuenta, que el clima irlandés hace que el sol caiga como las 10 de la noche en verano. Sin exagerar, es uno de los lugares más bellos del planeta.

¿Cómo llegar?

La península de Dingle se encuentra en el condado de Kerry. La ciudad más cercana es Cork, a 155 km o 2 horas de camino en auto. También puedes tomar un bus desde la misma ciudad, pero toma unas 4 horas y cuesta 12 EUR aproximadamente.

6. Parque Nacional de Killarney

parque-nacional-killarney-irlanda

Cerca de la península de Dingle (a 66 km) se encuentra otra de las maravillas de Irlanda imperdibles si vienes a este país. Aquí es donde el sobrenombre “Isla Esmeralda” cobra sentido, pues se trata de uno de los parques más importantes de Irlanda, creado en 1932.

Lo puedes recorrer a pie mientras le das alegría a tu vista con diversos atractivos. Por ejemplo, te encontrarás al ciervo rojo, el castillo de Ross, bosques, lagos y montañas de colores vívidos.

Dato extra: En 1981 la UNESCO lo declaró Reserva Mundial de la Biósfera.

¿Cómo llegar?

Desde Cork, puedes ir en auto hasta la ciudad de Killarney. El viaje dura 1 hora. Luego, toma unos 10 minutos llegar al parque. Además, puedes recorrerlo en el Shuttle Bus, que cuesta 10 EUR.

7. Cobh

maravillas-irlanda-cobh

De las postales gaélicas, Cobh es una de las más populares y otra de las maravillas de Irlanda que combina naturaleza y creatividad humana. Se trata de una pequeña ciudad costera, cargada de mucha historia.

Cobh fue el último puerto donde el Titanic hizo escala antes de dejar Irlanda para ir a América. En esa época, la ciudad se llamaba Queenstown.

Lo primero que salta a la vista es la pintoresca y colorida arquitectura de sus casas, cerca del muelle de madera del Titanic. Tampoco se puede ignorar la catedral y un recorrido hacia la isla Spike, entre otras actividades.

¿Cómo llegar?

Cobh es parte del complejo portuario de Cork, por lo que llegar desde ahí es muy fácil. Se encuentra a menos de 30 minutos en autobús. De hecho, si vas en Cobh Connect, te cuesta 4 EUR con la Leap Card.

¡Disfruta de las maravillas de Irlanda con GrowPro!

estudiar-en-dubling-growpro

Nada mejor que aprovechar tu estadía para estudiar. Además, es el pretexto perfecto para quedarte el tiempo suficiente y conocer estas maravillas de Irlanda con tranquilidad. Planazo, ¿verdad? ¡En GrowPro nuestra especialidad es hacerlo posible!

Estudia inglés en Irlanda y empata tus clases con las aventuras más épicas en un país que lo tiene todo para pasarla a lo grande. Haz clic en el enlace, llena el formulario y en breve recibirás nuestra asesoría gratuita y personalizada.

Tenemos muchas más opciones en nuestra web. Échales un vistazo y armamos la experiencia de tu vida en Irlanda hecha a tu medida. ¡Ven ya!

 

Sobre el autor

Martín Chavesta

Martín es Comunicador Social de profesión, egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima y radicado en Buenos Aires desde 2014. Allí siguió su especialización en cine y producción audiovisual, pero en el camino descubrió su pasión por los viajes y la escritura. Ha trabajado como freelancer en blogs y en agencias con clientes como Red Bull. Diagnosticado con cinefilia, curiositis crónica y melomanía, en su playlist siempre hay metal, indie rock y cumbia. Está enamorado de la cultura irlandesa y no solo por la cerveza. En el avión siempre se sienta del lado de la ventana. Fotógrafo y ciclista amateur.