? Llegó el punto en el que ahorrar para viajar te ha dado lo suficiente. Pero te das cuenta de que no bastará con unos meses para estudiar fuera de tu país. Lo que en verdad necesitas es vivir en el extranjero para vivir experiencias que solo puede darte una larga temporada fuera de tu país.

➡️ Has quemado las naves, hecho miles de despedidas; ya tienes alojamiento en tu próximo lugar de residencia… Estás listo para irte a vivir a otro país. Todos te desean lo mejor, y tu vida está por cambiar… pero hay muchas cosas que nadie te dice al vivir en el extranjero.

Así que hoy, nos despeinamos un poco para contarte 7 secretos sobre vivir en otro país. ¿Te imaginas cuáles son? ¡Sigue leyendo! ✅

7 cosas que nadie te dice de vivir en otro país

Es muy probable que una vez que olvides el miedo a viajar, estés con la ilusión a full. Y ¡quiénes somos nosotros para pinchar la burbuja! Más bien, con este artículo, queremos que aterrices con los pies bien puestos en la tierra y que, cuando estés viviendo en el extranjero, nada te tome por sorpresa.

Marcharse para vivir en el extranjero, ya de por sí es un acto valiente y está genial. No todo el mundo está dispuesto a hacerlo y en ese sentido, las oportunidades que se te presentarán para mejorar tu calidad de vida, para estudiar y trabajar, para hacer amigos nuevos, etc. serán infinitos.

¡Aprovecha al máximo! Sin duda, residir en el extranjero es una de las mejores decisiones que puedes hacer en tu vida. Te cambiará el mundo y te traerá miles de regalos. Así que sin más, te vamos a revelar algunos 7 secretillos de vivir en el exterior. ✅

1. Enfrentar momentos de tristeza y soledad

tristeza-y-soledad

Al mal paso, darle prisa. Así que hablaremos sobre el miedo principal al irse a vivir fuera del lugar de origen: la soledad. Es normal que después de la euforia de mudarse a un país nuevo, empiece a echarse de menos el sitio donde has pasado la mayor parte de tu vida.

Estar lejos da perspectiva, pero también puede propiciar el famoso homesick… Por lo que en GrowPro creemos que es mejor hablar de ello y aceptar que, habrá momentos en los que surja la nostalgia por estar lejos de tu país natal, por echar de menos a la familia y amigos; las costumbres, la comida, etc.

Pero esto solo es una etapa y pasa que antes de ajustarse al cambio puedas sentir momentos de soledad y tristeza. ¿Nuestro consejo? Enoy the ride! No te pelees con lo que sientes; toma en cuenta que de todo cambio uno crece, y que esto que sientes es algo pasajero.

Así que mira el lado bueno: la sensación de soledad te volverá más independiente, y además, de cierta manera hará que estés más abierto a los amigos nuevos, y esto último es uno de los mayores incentivos para salir del país de origen.

2. Un cambio en la visión del mundo

viajar-por-el-mundo

Como siempre lo hemos dicho, viajar expande tu universo. Y es que, podemos imaginarnos cómo será la vida en Canadá o Australia, por ejemplo, pero al llegar y experimentar en la propia piel cómo es residir en estos países, la visión del mundo te cambia.

? El destino al que decidas emigrar, sin duda, te sorprenderá. Conocerás otras culturas y entrarás en detalles. Por ejemplo, en España los domingos, salvo en sitios turísticos como Madrid o Barcelona, los comercios suelen estar cerrados. O en Australia la comida típica incluye carne de canguro.

Es decir, datos que solo se experimentan cuando resides en el extranjero por una larga temporada. Así que, cosas a las que nos prestabas atención en tu país, ahora son focos importantes que atender, sobre todo, si ponen mucho en juego.

Por ejemplo, en Irlanda la circulación es inversa a lo que conocemos en países latinos, así que mucho cuidado al cruzar, ¡los coches llegan de lado contrario! ?

3. Fusión en tu lenguaje y forma de hablar

adaptarse-a-un-nuevo-idioma-para-vivir-en-el-extranjero

¿Te gustan tu acento y tus tropicalismos? Pues vete despidiendo de ellos. Vivir en el extranjero significa adaptar tu idioma al lugar al que te mudes. Y eso implica olvidarte de tu slang, porque aunque hables español, si te expresas con modos muy propios de tu país, no te darás a entender.

Además, ¡ojo! Hay tropicalismos que varían de un país a otro. Ten cuidado con su uso, no querrás hacer el ridículo o recibir un puño en la cara. Y por si fuera poco, tu manera de expresar, aunque no te des cuenta cambiará, ya que es parte de la adaptación.

Si te vas a algún país donde el idioma principal sea el inglés, comenzarás a aplicar el spanglish o bien, si te mudas a algún sitio de habla hispana, llegará el punto donde ciertas expresiones te harán dudar si son del país nuevo o de tu lugar de origen. ¡Cuando regreses a tus tierras, seguro surgirán algunas risas!

4. Conocer gente diferente a ti

vivir-en-el-extranjero-para-conocer-gente-nueva

Hacer nuevos amigos es parte de las ventajas de vivir en otro país. Además de conocer gente afín, toma en cuenta que también conocerás gente muy diferente a ti. Solemos ser muy románticos al respecto de este punto, pero a veces, hay diferencias que no llegan a un punto de encuentro.

➡️ Por un lado, ya habrás encontrado a tus amigos predilectos, a los que conociste en el curso de idiomas, y que, por lo menos, ya tienen algo en común. Pero de pronto, puede suceder que, al entrar a un piso compartido, te encuentres con personas cuya cultura es tan ajena a la tuya, y aunque puedan hablar en inglés o español, puede que no logren nunca entenderse.

¡No te frustres! Parte de la riqueza de expandir el universo personal tiene que ver con aceptar que hay gente diversa en el mundo, cuyas tradiciones y costumbres nos pueden parecer extrañas. Respeto es la base de todo, y si de plano no conectas, busca el alojamiento necesario para que tu experiencia esté completa.

5. Enfrentar baches para encontrar trabajo

trabajar-en-el-extranjero

No te mentiremos: vivir en el extranjero y buscar trabajo es complicado. Empecemos por el hecho de que tendrás que competir con los ciudadanos del país al que hayas emigrado y con otros viajeros que estén viviendo en el extranjero. Además, para los foráneos, las condiciones para trabajar suelen ser bastante exigentes.

A eso súmale que, si te vas a un país anglosajón y no hablas inglés, buscar trabajo suele ser cuesta arriba. ? Pero ¡que esto no te desanime! Nosotros sabemos, por experiencia, que vivir y trabajar en el extranjero sí es posible. Lo principal es que tengas buena actitud, seas perseverante, quieras trabajar y sepas a dónde irte.

? Esto último es muy importante, porque vivir en el extranjero y trabajar es más fácil en unos países que en otros. ?

Por ejemplo, Australia y Canadá tienen muy buenos programas migratorios para trabajadores cualificados. Y son destinos donde no hay discriminación prácticamente, así que da igual tu físico, tu edad, tu género o tu religión. Si eres lo que los empleadores buscan, te abrirán las puertas.

6. Dificultades en la comunicación

problemas-de-comunicacion

Cuando te vas a vivir en el extranjero y no hablan español en el país al que quieres irte, es normal estar asustado. Aunque ¡que eso no te detenga! Antes de tu viaje, aprende algunos saludos y oraciones básicas para que puedas moverte por la ciudad y pedirles información importante a los nativos del lugar.

Además, descarga aplicaciones para viajeros como Google Translate, porque te ayudan a traducir todo lo que te digan o quieras decir. ✔ Eso sí, recuerda que es algo temporal. Pasados unos días, deberías tomar un curso para aprender el idioma, porque, si tienes intenciones de trabajar, tienes que ser capaz de comunicarte viviendo en el extranjero.

Por otro lado, te recomendamos que investigues cómo interactúan las personas en el país al que te mudarás. Por ejemplo, en muchos lugares de Latinoamérica, es normal saludarse con besos y abrazos, pero no es lo ideal si planeas vivir en Canadá. Los canadienses prefieren mantener la distancia, así que es mejor que sepas cómo saludar y no meter la pata. ?

7. Valorar lo que nunca tomaste en cuenta

vivir-en-el-extranjero-para-valorar-lo-que-se-deja-en-casa

Es innegable que vamos por la vida dando todo por sentado, pero, cuando dejas tu casa para vivir en el extranjero, ¡eso cambia! Las cenas con tus padres, los cuentos de tus abuelos, las reuniones con tus amigos o el simple hecho de dormir en tu propia cama adquieren un nuevo significado. Y ¡empiezas a echar todo eso de menos! ?

Incluso, aprendes a valorar y disfrutar las costumbres de tu hogar ya que el estilo de vida en otros lugares puede llegar a ser muy distinto. Aunque suene triste, esto es algo beneficioso de vivir en otro país ya que tu perspectiva de las cosas cambia y empiezas a darle valor a lo que sí importa.

Viviendo en el extranjero, aprendes que lo material no vale nada y que las relaciones con nuestros seres queridos, a quienes descuidamos muchas veces, son una prioridad. ? Así que date un viaje por Australia, España o Canadá y verás que te convertirás en una persona más afectuosa y espiritual

Bien, ya tienes un poco más claro cómo es vivir en el extranjero, así que ¡empieza a ahorrar y lánzate a esta nueva aventura! Da miedo, lo sabemos, pero los beneficios de vivir en otro país superan las contras. Y, con los tips que te dimos, no deberías tener demasiados problemas para adaptarte.

Cuando regreses, ¡no dejes de compartirnos tu experiencia! Estamos ansiosos por leer tu historia. ¡Hasta la próxima! ?